Los rumores ya nos desvelaron muchas, muchas características de los Huawei P20, P20 Lite y P20 Pro. Tres terminales muy similares entre sí, pero que comparten muchas características. Pero en este análisis el principal protagonista es el Huawei P20 Pro, el primer terminal con tres lentes. Además de eso, cuenta con una pantalla sin apenas marcos y con ‘Notch’, procesador Kirin 970, una batería de gran amperaje y un diseño muy, muy premium. He podido probar durante un tiempo este dispositivo. A continuación, mi análisis.

Diseño; Huawei no continúa en su línea, la mejora

Huawei P20 Frontal

Huawei es de los pocos fabricantes que renuevan su diseño generación tras generación, sin apenas similitudes. Solo hay que mirar un año atrás, cuando la china presentó el Huawei P10, con un diseño metálico, esquinas redondeadas y unos marcos más gruesos. El Huawei P20 Pro cuenta con una trasera de cristal, con esquinas más redondeaedas y una pantalla sin apenas marcos. Eso sí, conservan el lector de huellas en el frontal. Aunque añade un poco más de marco, es mucho más rápido (al menos, para mí). Además, no rompe el diseño de la parte trasera, que sin duda es muy, muy bonita. Hablando de la trasera, la firma ha querido añadir todos los detalles, incluidas las tres cámaras en un lateral y en posición vertical. De esta forma, el terminal será visible cuando realicemos fotografías en posición horizontal. Vemos dos lentes en la zona superior, y separada, la tercera lente, que es monocromo. Además, cuenta con un flash LED de doble tonalidad. Así como el logotipo de Leica. En la parte inferior, el logotipo de Huawei.

Si vamos al frontal, no podemos dejar de mencionar el popular ‘Notch’. Esa muesca que se sitúa en la parte superior, con esto, conseguimos unos marcos que llegan hasta del final de la pantalla. El Notch esconde el altavoz, los sensores y la cámara para selfies, por eso está ahí. Aunque hay usuarios a los que no le gusta, o les parece una copia al iPhone X, que por cierto, no fue el primero en incluir un notch en pantalla. Afortunadamente, para aquellos usuarios que prefieren unos marcos de derecha a izquierda, Huawei ha añadido una opción través de Software, que convierte la zona superior en una banda negra. De esta forma, ocultamos el Notch, aunque tendremos el mismo recorte de información y notificaciones.

El notch en el Huawei P20 Pro no debería ser un problema al comprar el terminal, puedes ocultarlo.

Yo soy de esas personas a las que el Notch no le disgusta, prefieren una sensación todo pantalla con una muesca en el centro, le da un toque más atractivo al frontal y después de unos días, ni notas que está ahí. Reconozco que tenía miedo a que las aplicaciones nos e compatibilicen, pero lo cierto es que si lo hacen. ¿La solución? Muy sencilla, el Notch tiene el mismo tamaño que la barra de notificaciones. En el caso de apps que usan pantalla completa, automáticamente recorta y aparece una banda negra en la zona superior. Aunque hay apps como Instagram que todavía no son compatibles.

En cuanto a la parte inferior, encontramos el lector de huellas, que es muy, muy rápido. Además, se puede utilizar como barra de navegación. Otros detalles del diseño; los marcos son de aluminio, vemos un altavoz y conector USB C en la parte inferior, sensor de infrarrojos y micrófono en la parte superior, bandeja para SIM en la zona izquierda y botonera en la zona derecha. Por cierto, este Huawei P20 Pro es resistente al agua, cuenta con certificación IP67.

Sin duda, Huawei ha hecho un gran trabajo con el diseño de su terminal, es bonito, muy bonito. Además, la paleta de colores que incluye es sorprendente. Un color llamativo, un azul y un negro, este último es una gran opción si los otros dos colores no te acaban de convencer, o son demasiado atrevidos. La parte trasera de cristal le da un toque estético muy agradable, aunque es muy, muy resbaladiza, y las huellas se quedan con facilidad. Aun así, es muy cómodo en mano. Otras aspectos a destacar del diseño es el frontal. Personalmente, no tengo nada contra el notch, me gusta la sensación todo pantalla, y el lector de huellas en el frontal, aunque hace que el terminal tenga más marco inferior, es muy, muy cómodo.

Y por cierto, pese a ser de cristal, el Huawei P20 es muy resistente. En más de una ocasión se me ha resbalado de una superficie ligeramente curva, como puede ser un libro. Y se ha caído al suelo. Está intacto.

Especificaciones técnicas

  • Dimensiones y peso:
  • Pantalla: OLED de 6.1 pulgadas con resolución FullHD+  (2244 x 1080 píxeles). Formato 18.7:9.
  • Procesador:  Huawei Kirin 970 con NPU
  • RAM: 6 GB
  • Almacenamiento: 128 GB
  • Cámara trasera: Triple de 40 (f/1.8), 20(f/2.6)  y 8 (f/2.4) megapíxeles (RGB, Monocromo, teleobjetivo
  • Cámara delantera: 24 megapíxeles
  • Batería: 4.000 mAh, carga rápida
  • Conectividad: 4G, NFC, GPS, WI-FI, Bluetooth
  • Versión de Android: 8.1 Oreo con EMUI 8.1
  • Otros: Lector de huellas, reconocimiento facial, USB Tipo C, sensor de infrarrojos.

Pantalla; desde su resolución hasta su aspecto

Huawei P20 Pro pantalla

El Huawei P20 Pro monta un panel AMOLED de 6.1 pulgadas. La resolución es Full HD+ (1440 x 1080 píxeles). Por tanto, mantiene un formato de 18,7:9 (el 7 por la muesca). Sobre el papel, son unas buenas especificaciones, pero… ¿cómo se comporta esta pantalla en el día a día?

Lo cierto es que tanto la resolución, como la calidad del panel son excelentes. La pantalla del Huawei P20 Pro se ve muy bien, negros puros, buena interpretación de los colores (obviando la saturación del panel OLED), buenos ángulos y una respuesta táctil excelente. El formato 18:9 se acoge muy bien a este terminal, haciendo que sea perfecto para visualizar contenido en posición vertical, como juegos, series, películas o vídeos.

Donde sí he encontrado algún defecto es en el brillo. En interiores o situaciones con poca luminosidad es excelente. La cosa cambia cuando nos situamos en exteriores con luz directa. El brillo de la pantalla no es tan potente, y no llega a verse con claridad. No es ningún problema, pero le exigimos más a un móvil e gama alta, que cuesta unos 900 euros.

¿Y que hay del Notch a la hora de visualizar contenido? Lo cierto es que ni está presente. Huawei ha conseguido compatibilizar el sistema de forma que, cuando pongamos el terminal el posición horizontal, se cree la banda que oculta la muesca. De esta forma, podemos conseguir una sensación todo pantalla y al mismo tiempo, disfrutar del contenido multimedia sin nada de por medio. Este modo se compatibiliza de forma automática. Sea cual sea la aplicación, cuando el dispositivo detecte que está en modo horizontal, o que se está reproduciendo un vídeo en este ángulo, activara la banda negra de la parte superior.

Sobre los ajustes de Software, la china ha añadido la posibilidad de ajustar la resolución, podemos escoger entre Full HD+ o HD+. Además, podemos escoger la temperatura de color de la pantalla, con colores más cálidos o fríos. Por supuesto, cuenta con un modo lectura, que amarillea la pantalla para ofrecer una mejor experiencia.

En definitiva, la pantalla del Huawei P20 Pro es buena, pese a su fallo con el brillo en exteriores. La compatibilidad con la muesca, los modos de color y la posibilidad de escoger la resolución son puntos que me encantan, y la resolución en la mayoría de situaciones es perfecto.

Rendimiento y autonomía; Huawei repite en los dos casos

Si has leído nuestro reciente análisis del Huawei Mate 10, sabrás por qué de este titular. Huawei repite en rendimiento y autonomía. Sí, es el mismo procesador que el Mate 10, y la misma capacidad de batería. En concreto, Kirin 970, procesador propio de ocho núcleos y con unidad de procesamiento neuronal. Un procesador que está dotado de inteligencia artificial (aunque se uso está en la cámara) y que, aunque es del 2017, sigue funcionando a la perfección. Todo esto, acompañado con 6 GB de memoria RAM. ¿El resultado? Sin duda, increíble. En cuanto a rendimiento, el Huawei Mate 10 se comporta como un auténtico gama alta. Ningun corte, nada de lag, incluso en los juegos más pesados. Las transacciones y las animaciones son fluidas, y soporta cualquier tipo de aplicación. Además, gracias a sus 6 GB de RAM los procesos son muy rápidos.

Huawei P20 Pro frontal

En cuanto a la autonomía, los 4.000 mAh dan para mucho. Sobre todo, teniendo una resolución que no llega a 2K, y un panel OLED que consume mucho menos que los IPS. La batería de este Huawei P20 Pro llega al final del día sin ningún problema con un uso intensivo. Llegando hasta las primeras horas de la mañana con un uso más moderado.

Además, Huawei ha incorporado alguna que otra herramienta para que ahorremos batería. Hay un ahorro de energía básico. Este, limita las animaciones y los procesos en las aplicaciones. Después tenemos el modo de ahorro de energía ultra, donde el P20 Pro se convierte en un móvil básico para que podamos ahorrar energía.

El Huawei P20 Pro también incorpora carga rápida. Es muy, muy rápida. Llegando a cargar el 60 por ciento de la batería en poco más de media hora. Lamentablemente, este dispositivo no incluye carga rápida. Huawei se defiende y dice que no añaden esta tecnología porque no es lo suficientemente rápida, y podrían capar la experiencia de usuario. De momento, tendremos que esperar.

Software; EMUI es cuestión de gustos

El Huawei P20 Pro no destaca por su capa de personalización. Aun así, es interesante mencionar que cuenta con Android 8.1 Oreo, conjuntamente con EMUI 8.1, la capa de personalización de Huawei. Ya la conocemos de sobra, sabemos sus opciones, modos y configuraciones.

la interfaz del Huawei P20 Pro está situada directamente en la pantalla, aunque hay una opción que nos permite cambiarlo, y añadir un cajón de aplicaciones. Continuamos teniendo el mismo diseño en los iconos, aplicaciones e interfaz de usuario. Además de los ajustes extra que incorpora el fabricante, como la posibilidad de realizar gestos mediante los nudillos. En general, hay pocas novedades respecto a la capa de personalización.

Debemos destacar la aplicación de temas, donde no solo podremos escoger entre un fondo de pantalla, sino que también cambiar el estilo de iconos entre distintos temas. También hacemos mención a las aplicaciones propias, como puede ser la app Salud, que nos indica el número de pasos y otros datos personales. Gestor es otra de las aplicaciones estrella de EMUI, se utiliza para gestionar el almacenamiento, memoria RAM, optimizar espacio y analizar virus en el terminal.

Por defecto, EMUI incorpora botones de navegación en la pantalla. Pero Huawei ha añadido distintas alternativas. Por ejemplo, podemos realizar gestos mediante el lector de huellas. De esta forma, la barra de navegación desaparecerá y tendremos mayor contenido en pantalla. También han añadido una especie de botón flotante, que lo podremos mover de lugar e interactuar como si fuese una especie de ‘Touchpad’. Por último, no nos podemos olvidar de los gestos al estilo iPhone X. Lamentablemente, esta última opción lastra la experiencia de usuario, y no es la más atractiva.

No terminamos el apartado de Software sin hablar de Google. Y es que la gran G está muy presente en este terminal (afortunadamente) Google Now está en la ventana izquierda del inicio, podemos acceder a las últimas noticias, datos y agenda, siempre y cuando esté sincronizada con Google. Además, también tenemos al Asistente de Google. Podremos pedirle comandos, llamarlo con ‘OK Google’ y realizar distintas gestiones.

EMUI es una buena capa de personalización. Te puede gustar o no, pero es completa, funcional y rápida. Lo cierto es que le falta una renovación, algo más moderno, más al estilo Material Desing. A la capa de personalización de un terminal como este se le podría sacar mucho más partido.

Tres cámaras, no es un farol

El Huawei P20 Pro incorpora un sistema de triple cámara firmadas por Leica. Tres son muchas cámaras. ¿Para que sirven? Te lo vamos a contar, pero antes habrá que situarse. La cámara que encontramos más separadas es un sensor monocromo de 20 megapíxeles con una apertura f/1.6. Es decir, es el sensor encargado de realizar las fotografías en blanco y negro. En la banda, la cámara inferior es la principal. Cuenta con un sensor RGB de 40 megapíxeles, y con una apertura f/1.8. La superior es un sensor con lente teleobjetivo de 80m con zoom 3X. Mediante Software e Inteligencia Artificial llega a los 5x. Este último tiene una apertura f/2.4.

Las fotografías están publicadas en tamaño real, su peso no ha sido modificado y podrían tardar en cargar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ahora, vallamos por partes Comenzamos hablando del sensor principal, el de 40 megapíxeles. Realiza fotografías en RGB, los resultados son excelentes en la mayoría de ocasiones: buenos colores, buena luminosidad y muy, muy buen detalle en las imágenes. la interpretación de la sombra es muy buena, y los detalles en movimiento u objetos alejados los capta perfectamente. En interiores, la calidad continua siendo buena, aunque el nivel de detalle disminuye y comenzamos a ver un poco más de ruido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En escenas nocturnas el Huawei P20 Pro destaca. Las fotografías son sorprendentes, muy buena luminosidad, nivel de detalle increíble e interpretación de los colores excelentes. Si a esto le sumamos el modo noche que incluye la cámara del Huawei P20 Pro, conseguimos de los mejores resultados nocturnos vistos en la cámara de un móvil.

En cuanto al sensor Zoom de 10  megapíxeles y con Zoom óptico 3X e híbrido 5X los resultados también son muy, muy buenos. En el ejemplo hay tres fotografías. La primera está realizada sin zoom, con el modo de 10 megapíxeles. La segunda con un zoom 3X, donde se consiguen unos muy buenos resultados. La tercera imagen es con zoom híbrido de 5X, y soportado por Inteligencia artificial. Los resultados son muy, muy buenos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El sensor monocromo es una de las cámaras que más me gustan. En este caso no iba a ser menos, y los resultados son increíbles. La cámara consigue una iluminación excelente, con una calidad increíble. Además, la cámara ahora nos permite escoger entre distintos modos, y podemos realizar fotografías en blanco y negro con efecto bokeh, zoom o incluso ajustando parámetros con un modo profesional.

Tres lentes son muchas para un móvil, pero es la primer vez que uso tanto una doble y triple cámara. Huawei ha sabido aprovechar los tres sensores. 

¿Y que hay de los modos retratos? Por supuesto, en la cámara del  Huawei P20 pro está presente el retrato. Los resultados son buenos, sin superar, eso sí, a otros gamas altas. Capta perfectamente el entorno de la persona os el objeto, la resolución es buena y además, podemos ajustar la apertura del fondo.

Por supuesto, si hablamos de la cámara en el Huawei P20 Pro hablamos de inteligencia artificial. En este dispositivo la vemos constantemente. La cámara es capaz de reconocer distintos sujetos y escenas (más de 500), y ajustará los parámetros de forma automática para sacar la mejor fotografía.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por ejemplo, si enfocamos a una flor, activará el modo flor y ajustará distintas opciones para tomar una fotografía encuadrada, con colores saturados y enfocada correctamente. Lo mismo sucede con el modo cielo, mascota, comida etc.. En la galería podréis observar distintos modos activados y desactivados para comprobar la diferencia. La cámara también detecta cuando estamos enfocando a una persona, activará el modo retrato automáticamente. Por supuesto, esto se puede desactivar. Tendremos que darle a la X cuando se active la escena.

Grabación de vídeo

La cámara del Huawei P20 Pro nos permite grabar vídeo hasta en resolución 4K fps. La calidad es excelente, y la estabilidad es muy, muy buena. En resoluciones más bajas también conseguimos buenos resultados, aunque lo cierto es que no destaca entre los otros gama alta. Por otra parte, podemos grabar en cámara lenta a 960 fps y en resolución HD. La calidad no es la mejor, pero conseguimos buenos resultados y efectos muy interesantes. Eso sí, la grabación está restringida a unos pocos segundos. Si queremos una mayor duración tendremos que aplicar mayor velocidad.

Aplicación de cámara

Si hay algo que me encanta de Huawei es la aplicación de cámara. El diseño tiene un estilo muy profesional, con los modos muy bien ubicados y funciones muy interesantes. La interfaz se basa en ir deslizando de derecha a izquierda o viceversa para acceder a los distintos modos. En la parte superior nos encontramos distintos parámetros, como la opción de activar el flash LED, Activar las Live fotos o acceder a los ajustes de la cámara. En estos ajustes podemos cambiar la resolución de la cámara, ajustar la ubicación y activar parámetros como la cuadrícula, toma inteligente, el temporizador o la marca de agua.

Conclusión final de cámara. Bueno, de las cámaras

La cámara del Huawei P20 Pro es una de las mejores que hemos probado durante estos últimos años. Es cierto que no destaca en todas sus categorías, pero principalmente los resultados son espectaculares. El sensor monocromo enamora, no me canso de utilizarlo. La cámara de 40 megapixeles es muy, muy buena y las fotografías nocturnas se comen a la competencia. A estos elogios le añadimos la aplicación de cámara, sus modos y las opciones de inteligencia artificial. Si tengo que usar otra cámara se que voy a echar de menos esos ajustes extra.

La cámara del Huawei P20 Pro me ha hecho guardar AL Google Pixel 2 XL y iPhone 8 Plus en un cajón

Por último, el Zoom. He probado varios dispositivos con Zoom 2X, pero hasta ahora no lo había utilizado con frecuencia. Los resultados son impecables, cuesta creer que un Zoom híbrido 5X consigue esos resultados. ¿Es la mejor cámara del mercado? Como hemos mencionado, no destaca en todos sus apartados, como pueden ser en las fotografías con movimiento. Pero en general, es de las que mejores resultados nos da. Estando incluso a la altura del Google Pixel 2 XL.

Gracias, Huawei por incluir tres lentes, y que las tres se utilicen de forma correcta. Y además, que se utilicen.

Sonido

El Huawei P20 Pro tiene doble altavoz estéreo. Uno está ubicado en la parte inferior del marco, justo al lado de la conexión USB C. El otro en la zona frontal, en el notch. El sonido cuenta con tecnología Dolby. Durante las pruebas, he tenido una muy buena experiencia. La calidad de sonidto es buena, suena fuerte y los niveles son más que correctos. La experiencia ha sido buena tanto viendo vídeos como escuchando música. Huawei ha incluido un modo en sus ajustes para poder optimizar mejor el sonido Dolby. En el apartado de sonido, tenemos una opción donde podemos aplicar modos como ‘Inteligente’ que se adapta automáticamente a las circunstancias. ‘Película’ o modo música. En este último, nos permite escoger el ecualizador.

El Huawei P20 Pro no cuenta con conector de auriculares. La única forma de conectarlos es a través de la conexión USB Tipo C. O bien, del adaptador que viene incluido en la caja. Este móvil también trae auriculares con conexión tipo C en la caja. No son de gran calidad, pero cumplen su función perfectamente.

Precio y conclusiones; Huawei sube el nivel de sus móviles. También el precio

Este Huawei P20 Pro sale a la venta a un precio aproximado de 900 euros. Es un terminal caro, el precio sitúa entorno a los móviles de gama alta que ya hay actualmente en el mercado. ¿Merece la pena gastarse este dinero por este móvil? Al final, eso es decisión de cada persona. Tiene competencia, sí, pero tiene muchas virtudes.

La cámara es la principal característica, un móvil con tres lentes dotadas de inteligencia artificial, donde la lente con Zoom es la mejor de las tres. Consigue unos resultados excelentes, ningún móvil llega a realizar estas fotografías con un zoom 5X. Por otra parte, la cámara principal también destaca por sus excelentes resultados en la mayoría de circunstancias. Pero si hay una circunstancia que debemos destacar son las fotografías nocturnas. Jamás había disfrutado tanto haciendo fotos de noche. Por último, el sensor monocromo, donde seguimos teniendo excelentes resultados.

Huawei P20 Pro es el mejor ejemplo de un móvil completo en la gama alta 

Sobre el diseño, Huawei continua con los buenos acabados, y con esa sensación de móvil premium nada más cogerlo en mano. El cambio a cristal en la trasera le sienta muy bien, aunque es resbaladizo y se marcan las huellas. El frontal es posiblemente lo que mas llama la atención. Esa muesca que tanto revuelo causa. Te puede gustar o no, pero hay opción de ocultarla. Por cierto, gran detalle que el lector de huellas esté en la parte inferior. Al lector, le sumamos el reconocimiento facial, que funciona en la mayoría de situaciones. En cuanto a la pantalla, es más que decente para visualizar contenido multimedia, ver vídeos y películas, aunque el brillo no es demasiado alto. ¿Más puntos buenos? Los tiene. La carga y batería, de las mejores en su segmento. El sonido también es muy bueno, y los ajustes y opciones de Software muy útiles.

Lamentablemente, ningún móvil es perfecto. Huawei continua mejorando EMUI, la capa de personalización que añade modos muy interesantes, pero continuamos esperando un cambio de diseño. Por otra parte, y pese a su alta resolución la cámara frontal no es de muy buena calidad. En algunas situaciones tenemos buenos resultados, pero en ocasiones conseguimos resultados que no se consiguen ni en móviles de 200 euros.

¿Recomendaría este dispositivo? Sí, sobre todo para aquellas personas que buscan un móvil de gama alta diferente y que destaque en la mayoría de sus características. Este Huawei P20 Pro rompe la línea continuista de otros smartphones y se equilibra en todas sus prestaciones. Hay móviles con mejor cámara, pero que pecan en la pantalla. hay móviles con mejor pantalla, pero consumen más batería. En definitiva, el Huawei P20 pro es el claro ejemplo de un móvil completo.

ACTUALIZACIÓN: Las actualizaciones de Software han hecho que aumente la puntuación de este apartado, ya que han mejorado considerablemente la capa de personalización.

COMPRAR HUAWEI P20 PRO POR 895 EUROS.

Producto recomendado

Reseña Panorama
Diseño
100 %
Pantalla
98 %
Rendimiento
100 %
Software
90 %
Cámaras
100 %
Autonomía
100 %
Fundador, director y redactor de Android Perfect. Amante de la tecnología y los gadgets conectados.