Producto recomendadoLos productos inteligentes están cada vez más presentes en nuestra vida cotidiana. No hablamos de las tablets, relojes o móviles, sino de los aparatos inteligentes de nuestro hogar, como pueden ser las bombillas conectadas. A día de hoy, muchos fabricantes han lanzado su gama de iluminación inteligente. Es decir, iluminación que se controla a través del móvil gracias a internet. El fabricante Philips tiene su propia gama denominada Hue. Hemos podido probar el kit de inicio y esta ha sido nuestra experiencia con sus modos, aplicación, y configuraciones extra.

Nada más abrir la caja del producto nos encontraremos con las bombillas, el interruptor y el puente que irá conectado a nuestro Router. La instalación no podría ser más sencilla. Descargamos la aplicación, enroscamos las bombillas en la lámpara y conectamos el puente. Ahora, la aplicación nos guiará a través de distintos pasos para configurar todo correctamente, desde el puente hasta las bombillas. Escogemos el área, nombres y conectamos las bombillas que queramos. Deberás saber que si compras bombillas inteligentes por separado podrás configurarla a través del puente que ya tienes instalado en tu Router.

Datos técnicos:

  • Casquillo: E27
  • Color: 16 millones de colores, distintos tonos de luz blanca
  • Lúmenes: hasta 806
  • Vida útil: 25.000 horas
  • Potencia: 10 W

Aplicación

La app de Philips Hue es intuitiva, con algún que otro modo y ajustes muy, muy interesantes. En primer lugar, nos encontramos con una opción que nos permite seleccionar las bombillas por estancias. Yo he puesto dos en mi dormitorio y he añadido un nombre. Desde ahí podemos controlas las bombillas de forma general. Si están agrupadas podemos cambiar el color, ajustar el brillo o apagarlas al mismo tiempo. Si solo lo queremos hacer en una bombilla, pulsamos y podremos escoger la que queramos ajustar. La app también nos permite seleccionar algunas escenas, como Atardecer, Aurora boreal, Mar… Las luces cambiarán de color y tonalidad dependiendo de la circunstancia. Además, contra más bombillas mayor será la experiencia. Por supuesto, también podemos escoger nosotros la paleta de colores.

Otra de los modos más interesantes de la aplicación son los hábitos, nos permiten ajustar la iluminación dependiendo de, si por ejemplo, salimos de casa, nos levantamos o nos vamos a dormir. En el caso de salir de casa, podremos apagar La Luz de forma automática cuando la app detecte que hemos salido de nuestro domicilio. En el modo de ir a dormir, podremos ajustar una hora para que La Luz entre en un modo, etc.

La opción explorar nos da consejos y nos enseña opciones para controlar la iluminación. Podemos ver apps de terceros con funciones muy interesantes para las luces, o bien, tutoriales para conectar la iluminación con Google Assistant o Siri. Por último, nos encontramos con la opción de ajustes, donde podremos ajustar y configurar todos los parámetros, desde los nombres de las bombillas, hasta las actualizaciones del sistema.

Experiencia de uso

He podido probar las Philips Hue durante un tiempo, de distintas formas y con distintos dispositivos. Lo cierto es que la mecánica que ha implementado la firma con sus bombillas es muy buena, sobre todo, la opción de añadir compatibilidad con HomeKit o Google Assistant. Yo siempre enciendo y apago las luces con el móvil, apenas utilizo el interruptor que incluye en la caja.

En cuanto a la iluminación, lo cierto es que no he tenido ningún tipo de problema. Son brillantes y con un bajo consumo energético. La gama de colores es muy, muy amplia y los modos que aporta son geniales, aunque generalmente, utilizo más el modo brillante.

La pesadilla comienza cuando alguien apaga las luces desde el interruptor de la lámpara. Para poder volver a utilizar las bombillas necesitarás encenderlas con el interruptor, no podrás hacerlo con tu móvil, ni tan siquiera con el mano que incluye en la caja. Lo mismo sucede con el aparato que conecta la iluminación a Internet. Si este se desconecta, o desconectamos el Router, el dispositivo no funcionará mediante los controles de la aplicación.

También he podido probar como funcionan las luces con los comandos de Siri (No he podido configurarlo directamente con el asistente de Google, ya que se requiere un Google Home) Así como en las distintas aplicaciones que nos permiten gestionar nuestros dispositivos conectados. Con un iPhone todo es mucho más sencillo. Desde la App Home podemos configurar y gestionar las luces, pedirle a Siri que las encienda y ajustarlas desde un Widget o la propia aplicación. Si tienes un dispositivo con Android, lo más aconsejable es conectarlas con Google Home, donde también podremos añadir pedirle al Asistente de Google que encienda o apague las luces, o que ajuste el brillo o color, realmente es muy, muy útil y sencillo. Tan solo tenemos que decir; ‘Ok, Google… Enciende las luces’ y encenderá automáticamente todas las luces configuradas.

Sin duda, la iluminación inteligente de Philips es una muy buena opción para incluir en tu domicilio, oficina o negocio. La calidad, brillo y opciones que incluye son inmejorables. Además, Philips Las es sin duda una muy buena opción para descubrir el mejor modo que se adapte.

Luz Philips
Bombilla Philips Hue con un color anaranjado.

El Kit que hemos probado tiene un precio aproximado de unos 166 euros. Incluye tres bombillas LED, el puente para conectarlas a la red y un mando inalámbrico. Si tres bombillas es demasiado, hay la posibilidad de comprar un pack de 2 LED con el puente y interruptor. Una de las cosas buenas de Philips Hue es que solo necesitas un punte de conexión o puente. Cuesta aproximadamente 50 euros y podrás añadir hasta 50 bombillas. El mando también se puede vender por separado. Así como las distintas bombillas.

COMPRA AQUÍ EL KIT DE INICIO PHILIPS HUE.