Tras meses de suma paciencia, podemos decir que el esperado Google Home ha llegado a España pisando fuerte. Anunciamos también que hemos tenido la enorme suerte de poder trastear con él de primera mano,una experiencia en la cual hemos podido llevar al límite a esta joven promesa de la revolución doméstica.

A lo largo de este análisis descubriremos este nuevo dispositivo, sus más, sus menos y lo más interesante; si ha conseguido cautivarnos al igual que otros gadgets de la firma.

Google Home, (mucho) más que un altavoz

Para aquellos y aquellas que hayan estado un tanto en las nubes estos últimos meses, vamos a refrescar un poco el concepto del propio Google Home y todo lo que este dispositivo incumbe.

El Google Home se define como una estación doméstica inteligente que incorpora a su vez el clásico Google Assistant, el asistente personal con el que Google consiguió dar un paso más allá en la experiencia de los usuarios Android hace un tiempo.

El nuevo Google Home interactúa con el usuario mediante el control por voz, también relacionándose con otros dispositivos Google como el ChromeCast y ejecutando todo un abanico de acciones bajo nuestra exclusiva petición.

Sin más dilación, pasemos a dar un vistazo al diseño del nuevo terminal.

Diseño; sencillamente bonito

Si tuviera que definir el Google Home con una sola palabra, no se me ocurriría nada más simple y acertado que decir: qué bonito.

El altavoz inteligente se constituye en un chasis de reducidas dimensiones trabajado en policarbonato y malla engomada, midiendo solamente 14 cm de alto.

Todo el cuerpo del dispositivo se remata en lineas muy finas y cuidadas, propias de la más pura decoración vanguardista de interiores. Qué moderno, ¿verdad?

Dejando de lado el humor, bien es cierto que hablamos de un dispositivo minimalista, que se adapta a cualquier entorno en cualquier estancia de la casa, integrándose a la perfección en cualquier tipo de hogar.

El diseño del Google Home encaja perfectamente en cualquier sitio

En la parte superior podemos percibir los dos micrófonos de largo alcance, uno a cada lado del panel táctil iluminado con hasta 14 LEds que preside el centro de la circunferencia. En la parte trasera encontramos el botón destinado para silenciar el micrófono, así como la clásica serigrafía de la casa.

Cabe recalcar que en la parte inferior encontramos el único puerto (visible) del Google Home, su conector de alimentación, el cual se trata de un enchufe estándar que conectaremos a la corriente eléctrica como de costumbre. No obstante, si separamos la parte engomada inferior del cuerpo, tendremos acceso a el clásico puerto auxiliar Micro USB.

Software y configuración básica; ¿por dónde empiezo?

Para empezar, cabe admitir que la configuración inicial del Google Home ha sido realmente sencilla. Esta se realiza mediante la aplicación también llamada Google Home, la cual podemos descargar gratuitamente tanto en dispositivos Android como en iOS.

Tras descargar la app, debemos iniciar sesión y seguidamente, conectar nuestro teléfono al altavoz vía Wifi. Después, completaremos los campos requeridos por la aplicación, tales como el nombre de nuestro dispositivo, el idioma, el tipo de voz que utilizará… Podrás disfrutar de tu dispositivo casi después de sacarlo de la caja, pues la configuración es realmente sencilla e intuitiva;no te llevará más de 5 minutos. Una vez finalizada la puesta en marcha, pasemos a revisar el funcionamiento de nuestro nuevo compañero doméstico.

Tareas y más; ¿qué puedo hacer con mi Home?

Una vez listo y correctamente configurado, no nos queda otra que empezar a disfrutar de todo el potencial que nos ofrece el nuevo Google Home que integra el Asistente de Google.

¡Buenos días!

Por ejemplo, empieza el día saludando a tu nuevo asistente con un sutil ‘Buenos días‘. Google Home te responderá fugazmente devolviéndote el saludo,informándote de la hora punta y empezando un exhaustivo revisado de las últimas noticias publicadas en los medios, tanto nacionales como internacionales.

Dependiendo de la hora del día, es también probable que el dispositivo se conecte automáticamente a algún programa informativo de radio en tiempo real tras detallarnos las principales noticias.

¿Qué es..? ¿Qué significa..? ¿Qué quiere decir..?

El asistente buscará cualquier concepto establecido en sus fuentes, principalmente Wikipedia, ofreciéndonos rápidamente una definición lo más clara y concisa posible.

Aparte de la cuestiones estrictamente mencionadas en el anterior subtítulo, podemos retar al asistente a que nos explique paso a paso una receta (Ok Google, ¿cómo se hace un huevo frito?), un pequeño tutorial (¿cómo puedo quitar una mancha de vino?) o cualquier duda que se nos pase por la cabeza (¿qué sonido hace una cabra?), a lo que Home responderá de la manera más original posible.

Reproduce..  Ponme..  Me apetece escuchar algo de…

Desde Bad Bunny hasta las piezas más reconocidas de Chopin. Afortunadamente, otra de las mejores cualidades del Google Home es su buena compatibilidad con algunos de los servicios de música ; tales como Spotify, Google Play Music o la nueva YouTube Music además de algunas plataformas de contenido en streaming, concretamente Youtube y Netflix.

“Ok, Google, pon música en Spotify”

No obstante, debemos tener en cuenta de que para efectuar una conexión entre el Google Home y algunos servicios multimedia se requerirá de una suscripción. También es imprescindible poseer un Google ChromeCast para hacer uso de algunas de las plataformas mencionadas. Por último, el Google Home también es compatible con gran variedad de dispositivos del hogar, siempre y cuando sean inteligentes. Podemos pedirle que encienda las luces, ponga la calefacción, grade el termostato… Eso sí, deben de ser dispositivos compatibles.

¿Hace viento? ¿Cuanto se tarda en llegar a Barcelona? ¿Cuánto pesa un elefante?

Google Home también responde a preguntas sobre el tiempo y la información del tráfico. Podemos preguntarle el tiempo de mañana, cuanto tardamos en llegar a Barcelona en coche/pie/bicicleta o preguntas básicas como cuanto pesa un elefante, cuanto mide el hombre más alto del mundo…

En la mayoría de ocasiones Google Home responde a las dudas más comunes. Si está en la web, Google Home lo encontrará por tí sin rechistar.

Rendimiento; progresa “adecuadamente”

Si hay algo en lo que estamos de acuerdo, es que el Google Home en Español es un dispositivo realmente joven. El software que emplea Google Assistant evoluciona adecuadamente pero, por el momento, lamentamos objetar que no es tan completo como nos gustaría, ni mucho menos.

Por una parte, debemos admitir que los micrófonos del nuevo Google Home gozan de una calidad exquisita. No importa en qué ambiente te encuentres, Home siempre estará preparado para responder a tu ‘Ok Google’ en un abrir y cerrar de ojos.

La calidad del altavoz es probablemente uno de los puntos más fuertes del equipo. Sobre todo teniendo en cuenta su compacto diseño.Los graves se escuchan estupendamente bien (incluso con el volumen al máximo) y no notamos ningún tipo de anomalía en la calidad musical tras escuchar todo tipo de géneros.

Bien es cierto que a la hora de resolver cuestiones básicas como ‘¿Qué hora es?’,’¿Qué tiempo hará mañana?’ o ‘Cuéntame las últimas noticias’ el dispositivo se comporta estupendamente bien. Las voces ofrecidas por Assistant son muy agradables al oído, no se perciben excesivamente robotizadas y ofrecen una lectura pausada muy familiar, asemejándose a las clásicas locuciones de radio.

Lamentablemente, la respuesta de Google Assistant no es (tan) buena en otros ámbitos de trabajo, tales como a la hora de responder acerca de una definición sobre un concepto. El asistente inteligente consigue llevar a cabo la búsqueda, pero la calidad de los resultados deja (en ocasiones) mucho que desear.

Podemos decir que el problema del Google Home no es crónico, simplemente necesita evolucionar. Se trata de una plataforma muy reciente, con muchos fallos por pulir sobre los cuales se intenta trabajar día tras día.

No obstante, a día de hoy el dispositivo sigue experimentando muchas limitaciones frente al enorme potencial que podría ofrecer, distintas barreras que esperamos que la firma vaya eliminando progresivamente para otorgar a esta plataforma la calidad que sin duda merece.

Conclusiones; ¿merece la pena su compra?

No cabe duda de que los asistentes personales inteligentes están más en auge que nunca, así como el concepto de aglutinar todos nuestros dispositivos domésticos en un solo control remoto. Y es que estas son precisamente las dos cosas que pretende conseguir Google Home, facilitar nuestro día a la vez que nos sirva de ‘estación central’ para todos los dispositivos inteligentes del hogar. Pero, ¿realmente lo consigue?

Podríamos pasar horas y horas debatiendo acerca del potencial del nuevo dispositivo, al igual que sobre los múltiples errores e insuficiencias que cabe pulir. En resumidas cuentas, pensamos que el Google Home es un terminal estupendamente útil. Sin embargo, le queda mucho camino por recorrer antes de convertirse en un asistente doméstico respetable, un equipo en el cual se pueda confiar y que no presente irregularidades en el uso cotidiano.

Al Google Home le queda mucho por aprender. Aun así, es una buena compra

Por otra parte, sabemos que Google es plenamente consciente de los problemas citados anteriormente y las constantes actualizaciones que recibe Home demuestran su interés en pulir los desperfectos.

Comparado con otros dispositivos del mercado, debemos admitir que el precio que ofrece Google, 150 euros, es apreciablemente contenido. Por esto, consideramos oportuno recomendar su compra a aquellas personas que quieran apostar seriamente por una administración doméstica digital, así como a quien quiera empezar a familiarizarse con las voces del Asistente de Google.

Cabe recordar que Google Home también se ofrece en su versión Mini, conócela aquí mismo. Puedes comprar el Google Home en la tienda oficial de Google.

Producto recomendado Google Home