Los terminales de gama alta son muy, muy parecidos. Los fabricantes optan por ceñirse a las tendencias y estándares del mercado: trasera de cristal, pantalla de 6.4 pulgadas, Notch en el frontal… hay muy pocas opciones que salgan de estos aspectos, muy pocas opciones para un móvil compacto, con un diseño diferente, y que realmente destaque en su cámara. Oh, wait! ¿Y el Google Pixel 3? En Android Perfect lo hemos podido probar, este es nuestro análisis.

El Google Pixel 3 se podría resumir en una sola palabra: compacto. ¿Eso es malo? No, por supuesto que no. Es el único terminal de gama alta de 5.5 pulgadas y con un diseño compacto, que quepa en la mano y en el bolsillo, y lo más interesante es que no te hace echar de menos una pantalla grande. El Pixel 3 al tacto sienta genial gracias a su parte trasera, que si bien es cierto no es un imán para las huellas, se ralla con bastante facilidad (y ya que estamos, el negro no es el color más bonito para este Pixel). Es cómodo, ergonómico y con un diseño limpio, bonito y elegante.

Aunque la sensación de compacto la seguimos viendo en todo momento, los marcos en la pantalla capan un poco la experiencia. Que no tenga muesca me parece un acierto, aunque el notch no es algo que me disguste, pero unos marcos más finos hubiesen hecho mucho más pequeño al terminal y más manejable. Aun así, nos conformamos por sus altavoces en pantalla. Hago hincapié en que el acabado gomoso de parte trasera se ralla con bastante facilidad, así que lo recomendable es invertir en una funda que la proteja. Aquí mostramos algunos Accesorios para el Google Pixel 3.

Google Pixel 3, especificaciones técnicas

  • Dimensiones y peso: 145.6 x 68.2 x 7.9 mm
  • Pantalla: 5.5 pulgadas
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 845
  • RAM: 4 GB
  • Almacenamiento: 64 o 128 GB
  • Cámara principal: 12 MP f/1.8
  • Cámara frontal: Dual 8 MP + 8 MP gran angular
  • Autonomía: 2900 mAh
  • Conectividad: WIFI, GPS, NFC, Bluetooth 5.0, 4G
  • Versión de Android: Android 9.0 Pie
  • Otros: Lector de huellas dactilares

Pantalla y rendimiento

Hablamos de pantalla. La del Pixel 3 es de 5.5 pulgadas, formato de 18:9 y resolución Full HD+. El panel es OLED fabricado por LG. Los resultados son muy buenos: una pantalla brillante, colorida (aunque un pelón saturados) y con buenos ángulos de visión. Aunque sea pequeña la gran calidad nos permite disfrutar de contenido multimedia, como series o películas. A la pantalla le sumamos un modo de color, que nos permite escoger entre tonos más naturales, saturados o automático. Así como el brillo adaptativo. El sistema aprende de nuestro manejo del brillo y lo adapta.

Google Pixel 3 frontal

El diseño y la pantalla son aspectos muy buenos en el Google Pixel 3, pero… ¿que hay del rendimiento? Este dispositivo cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 845, 4 GB de Memoria RAM y versión de 64 o 128 GB de almacenamiento interno. Los resultados, como no podrían ser de otra manera, son excelentes. Las 4 GB de RAM son más que suficientes para poder manejar el sistema con total fluidez, abrir juegos pesados, redes sociales, internet y diferentes procesos. El Google Pixel 3 es uno de los terminales más rápidos del mercado, por parte gracias a la grandísima optimización de su Software. No hay que olvidar que las 4 GB de RAM se podrían quedar cortas en un futuro, sobre todo teniendo en cuenta los futuros juegos para móvil.

Android Pie, la esencia del Pixel 3

Y como no, pasamos al Software. Otro de los apartados más importantes e interesantes del Pixel 3. Cuenta con Android 9 Pie en su versión más pura, con el Pixel Launcher y algunas opciones de personalización. Android Pie ya lo conocemos: la nueva versión de Android con Inteligencia Artificial, nueva barra de navegación, batería y brillo adaptativo y mejoras en la seguridad.

También tenemos Digital Wellbeing, una opción que ya está de forma oficial en los dispositivos Pixel y Android One. Este modo de bienestar digital nos muestra el tiempo que pasamos con el dispositivo y en las diferentes aplicaciones. Además, aporta configuraciones para evitar ese uso excesivo, como cambiar los colores a una escala de grises, cerrar una aplicación cuando supere el límite de tiempo o configurar una granja horaria con el modo ‘no molestar’. Esta última opción se puede activar a través de un gesto con el Pixel 3. Tan solo lo tendremos que poner boca abajo en una superficie plana y se activará el modo.

Google incorpora algunos ajustes extra a sus dispositivos Pixel. Por ejemplo, los gestos mediante el lector de huellas. Se activan en los ajustes del sistema y podemos bajar el panel de accesos directos deslizando hacia abajo en el lector. O bien, apretar los bordes para llamar al Asistente de Google. Otra opción interesante es que podemos cambiar de cámara con agitar ligeramente el dispositivo.

Algo muy interesante del Pixel 3 es que todas las apps que vienen instaladas se actualizan mediante Google Play. Además, al ser Android Puro tendremos actualizaciones garantizadas.

Y la mejor cámara en un móvil es para…

Otro de los mejores apartados del Google Pixel 3: su cámara. Aquí hay que destacar varias cosas: la cámara del Google Pixel 3 es la misma que la del Google Pixel 3 XL. La frontal, también. Contamos con una sola lente principal de 12 megapíxeles y apertura f/1.8 Por otra parte, la frontal es dual, con resolución de 8 megapíxeles y 8 megapíxeles con gran angular.

Sin ninguna duda, la cámara del Google Pixel 3 es la mejor del mercado en un móvil. Las fotografías son excelentes en todas las circunstancias, incluso en aquellas de baja luminosidad, con mucho ruido o con iluminación irregular. El detalle es asombroso en cada imagen que tomamos, buenos colores, nitidez excelente, nada de saturación, claridad en las escenas… Google ha sabido cómo implementar un sensor principal y añadir todo lo necesario a través de Software. Una prueba muy clara de que no todo es el número de lentes.

La inteligencia artificial hace un gran trabajo en el procesado de imágenes y el modo HDR es increíble, consiguiendo colores algo más saturados, pero con un rango dinámico excelente. Google ha implementado un zoom 2x mediante Software, los resultados son muy buenos y se consigue una gran nitidez.

Otra de las opciones que nos ofrece la cámara del Pixel 2, su Inteligencia artificial y el software adaptado por Google es el efecto desenfoque. Aquí no se pierde la gran calidad de la cámara, y además conseguimos el efecto bokeh tan popular. Los resultados son muy buenos, resalta a la perfección el sujeto y desenfoca de forma correcta el fondo. Acercando la imagen en algunas ocasiones podemos ver irregularidades en el contorno, pero nada preocupante.

No terminamos sin hablar del nuevo modo noche, también llamado Night Sight. Aquí Google también emplea la inteligencia artificial a un grandísimo nivel, porque los resultados son sorprendentes. Con este modo la cámara es capaz de tomar fotografías nocturnas luminosas, con una calidad excelente y sin perder en la interpretación de los colores, en cualquier escena. Este modo se puede encontrar en la app de cámara, pero el software es capaz de detectar la necesidad del modo Night Sight y nos aparecerá un mensaje recomendando su activación para una mejor fotografía. Eso sí, tarda un poco más en realizar las fotografías, pero tampoco se necesita un trípode para que salgan nítidas.

Galería de fotos tomadas con el Google Pixel 3

Google ha mejorado lo inmejorable

He comparado la cámara del Google Pixel 3 con la del Pixel 2 XL. La del anterior modelo de Google sigue siendo una magnifica cámara, pero podemos ver las mejoras del Pixel 3 respecto al 2 en las situaciones con baja luminosidad, fotografías de interiores, desenfoque y exteriores bien iluminados. Parecía imposible, pero Google ha conseguido mejorar la cámara del Google Pixel 2 XL.

Como podemos ver en las diferentes imágenes, la lente del Google Pixel 3 hace un mejor trabajo en el procesado final consiguiendo unos colores más precisos y un nivel de detalle algo más elevado. Donde notamos más diferencia es en condiciones de baja luminosidad. Aquí ambos terminales pueden utilizar el modo noche, pero el Pixel 3, de nuevo, consigue unos resultados algo más detallados.

En el desenfoque los resultados son similares, aunque de nuevo, gana por un poco más de calidad la cámara del Pixel. Notamos la mejora del procesado y en los colores. El Pixel 3 también capta mejor el objetivo y forma de una manera más correcta la silueta.

En la cámara frontal sí vemos más diferencias, sobre todo en el sensor principal. En el caso del Pixel 3 el detalle es mayor, con unos mejores colores y nitidez en las fotografías. Además, le sumamos la cámara con gran angular para selfies en grupo.

El Google Pixel 3 sí tiene doble cámara

La cámara frontal del Google Pixel 3 no pasa a una segundo plano. La primera lente consigue selfies de muy, muy buena calidad. De nuevo, destaca en la gama alta con unas imágenes nítidas, coloridas y con muy buen detalle. Además, se le suma una segunda lente de gran angular para fotografías en grupo o selfies panorámicos a paisajes. La calidad se mantiene y aporta ese toque de diferencia entre otras cámaras frontales. Eso sí, me hubiese encantado verla en la parte trasera.

Los añadidos

Google Pixel 3 AR

Google también ha decidido añadir diferentes modos y opciones a la cámara del Pixel 3. Por un lado, tenemos un modo AR que nos permite jugar con diferentes Stickers, tanto con la cámara trasera como con la cámara frontal. También se encuentra el modo de selección de imagen, donde la cámara toma diferentes fotografías y nos muestra la más adecuada. Por último, pero no menos importante: Google Lens, que reconoce los objetos y nos muestra diferente información, como las tiendas donde está disponible.

App de cámara y conclusiones

Por último, toca hablar de la app de cámara. La del Google Pixel 3 es muy, muy bonita e intuitiva. Está muy bien adaptada a Material Design, con diferentes modos y opciones. Echamos en falta un modo Pro para aquellos usuarios más experimentados, así como la posibilidad de ordenar los diferentes modos por preferencias. Por ejemplo, el modo de ‘visión nocturna’ me hubiese gustado tenerlo entre la opción de cámara y vídeo. Aun así, la app es muy intuitiva. También tenemos modos de Realidad Aumentada, donde podemos añadir stickers AR e interactuar con ellos, tanto en la cámara frontal como en la cámara principal.

En definitiva, la cámara del Google Pixel 3 es la mejor del mercado. Google demuestra un año más (ya van 3) que una sola lente puede hacer maravillas, ser completa y muy funcional. Sin duda, lo que más asombra es la calidad de las fotografías, sorprende lo que puede hacer en todas las condiciones, incluso en las más flojas con el nuevo modo nocturno. La cámara frontal es de infarto y el segundo sensor gran angular aporta mucho juego.

Batería justa con opciones extra

El Google Pixel 3 tiene una autonomía de 2900 mAh. Dura el análisis y los días de uso hemos logrado llegar al final del día sin ningún tipo de problema, aunque en muchas ocasiones hemos echado en falta un poco más de duración. Sobre todo en momentos donde consumismos mucho contenido multimedia o juegos. Además, en comparación con la gama alta de este año también la notamos justa.

Lo bueno es que el Google Pixel 3 cuenta con carga rápida a través de USB C y con carga inalámbrica.

Precio y conclusiones

El Google Pixel 3 tiene un precio de 850 euros para la versión de 64 GB y 950 euros para la versión de 128 GB. Recordamos que hay un modelo con una mayor pantalla, pero es más caro.

Google Pixel 3 pantalla

Durante el análisis, el Google Pixel 3 ha demostrado ser un auténtico gama alta. Su principal baza es la cámara, sin duda, la mejor del mercado. Pero el Pixel también tiene otros puntos muy, muy positivos. Android Pie sin capa de personalización es adictivo: su fluidez asombra y lo bien que están adaptados todos los elementos de la interfaz. Sí que es cierto que nos sigue faltando alguna que otra opción para sacarle el máximo partido.

Otro de los aspectos más interesantes de este móvil es su diseño. Si bien es cierto que no es el más bonito de todos, ni el que tiene menos marcos, que sea compacto lo hace muy, muy especial. Sobre todo, porque no hay ningún gama alta con este tamaño de pantalla y estas dimensiones. Su rendimiento y autonomía tampoco están nada mal, y permite competir frente al resto de dispositivos de gama alta.

En definitiva, el Google Pixel 3 es un móvil altamente recomendado. Sobre todo para aquellas personas que buscan un móvil de gama alta compacto y con buena cámara. Aun así, hay opciones más interesantes en el mercado y sobre todo, más completas, pero con unas dimensiones mayores.

Producto recomendado

Comprar Google Pixel 3

Reseña Panorama
Diseño
8.5
Pantalla
8.5
Rendimiento
8
Cámara
10
Software
9.5
Autonomía
8
Fundador, director y redactor de Android Perfect. Amante de la tecnología y los gadgets conectados.