Google lanzó junto a los Pixel 3 y de forma silenciosa el Chromecast 3, una nueva generación de su gadget más interesante. El nuevo Google Chromecast de 2018 incluye un nuevo diseño, mayor integración con Google Home y más novedades. Hemos podido probar este nuevo gadget, te  contamos en nuestro análisis que nos ha parecido. 

El Google Chromecast de tercera generación llega con un diseño algo más renovado. Se mantiene en el estilo de Google y con su forma circular, cable y conexión HDMI. Ahora cuenta con un acabado mate y hay dos opciones de color: blanco y negro. En ambas versiones con un cable de color gris oscuro. En la ‘pastilla’, que además es de policarbonato encontramos el conector micro USB, un LED indicador y un botón para diferentes configuraciones. A lo largo del cable está la conexión HDMI. 

Google Chromecast

Lo cierto es que el diseño del Google Chromecast 3 no nos debe importar mucho. Al fin y al cabo es un dispositivo que se ubicará detrás del televisor y no estará a la vista. Aun así, nos gusta porque es un dispositivo compacto, y ajustable a cualquier televisor. Por ponerle alguna pega, me hubiese gustado un cable un poco más largo. 

Configuración del Google Chromecast 3

Algo bueno que tienen los dispositivos Made By Google es su rápida y eficaz configuración. Para instalarlo solo necesitaremos conectar el Chromecast a la corriente, descargar la app Google Home en iOS o Android y seguir los pasos de configuración que nos indican desde la app. En minutos (sin contar la actualización inicial) ya tenía en Chromecast configurada y enlazado a mi cuneta de Google. 

Es importante mencionar que al enlazarse a la cuenta de Google ya se puede utilizar con el Google Home o el Asistente de Google. Eso sí, para que realice la opción el Google Chromecast debe estar conectado con el adaptador a la corriente, y no en el puerto USB del televisor. Por lo tanto, si decidimos conectarlo al televisor mediante USB, podremos utilizarlo, pero sin los comandos de voz. 

Funcionamiento del Google Chromecast 2018

El Google Chromecast no llega a reproducir en resolución 4K, sí en Full HD (1080p). Según Google, el nuevo Chromecast es hasta un 15 por ciento más rápido que la anterior generación. No he podido compararlo, pero el contendido se retransmite muy rápido, casi al instante. La conexión del Chromecast con nuestros dispositivos se realiza a través de la conexión Wi-fi, por lo que no será necesario tener la cuenta de la configuración. Eso sí, el administrador puede escoger qué dispositivos pueden acceder al Chromecast. 

Google Chromecast TV

Para retransmitir contenido del móvil al televisor tenemos el popular icono de retransmisión que podemos encontrar en las plataformas compatibles (YouTube, Netflix, Spotify, HBO…). Además de eso, la app Google Home nos recomienda diferente contenido y nos da más opciones de reproducción, como poder retroceder, pausar o ajustar el volumen. Todo ello desde la nueva interfaz, que es mucho más intuitiva. Además, mientras el Chromecast está reproduciendo, podremos acceder a diferentes ajustes a través de una notificación que aparecerá en nuestro móvil. 

Son muchos los servicios que podemos encontrar para retransmitir contenido desde nuestro móvil al televisor. Los más populares ya los he mencionado un párrafo más arriba, pero la lista es bastante amplia. Durante el análisis no he echado en falta ningún servicio, ya que los más populares son compatibles. 

En cuanto a la reproducción y calidad de vídeo, que el Chromecast de tercera generación no tenga 4K ni sea compatible con HDR es algo que me extraña. Si bien es cierto que el precio es más bajo que el Ultra, que sí tiene 4K, esta nueva generación podría haber dado un paso a esta resolución. Aun así, el contenido se ve muy bien y consigue la máxima calidad de una forma rápida. Lo que se mejora es la conductividad Wifi y la velocidad de red. En ningún momento he tenido parones o fallos de conexión con una red Wifi estable. 

El altavoz Google Home como gran apoyo 

Chromecast Google Home

El Chromecast 3 (como todos los anteriores) es compatible con Google Home y el Asistente de Google. por lo tanto, podemos pedirle a nuestro altavoz inteligente que reproduzca una serie en Netflix, ponga música o ponga un vídeo de YouTube. Hace que te olvides del mando, que no quieras usarlo. Y cuando lo tienes que usar, te molesta. 

El Google Chromecast de 2018 se lleva muy bien con el Google Home, las respuestas son rápidas y la reproducción también. Acierta la mayoría de las veces y reproduce el contenido exacto, incluso hace algunas tareas de reproducción, como pausar o bajar el volumen. 

Con el Asistente de Google o Google Home podemos pedirle, por ejemplo, que reproduzca un capítulo de Stranger Things en Netflix, o que ponga música en Spotify. También se sincroniza a la perfección con otros dispositivos, como por ejemplo, el timbre Nest Hello. Sin duda, hacen muy buena pareja. 

App de Google Home

Por último, pero no menos importante, la renovada app Google Home. Esta es el cerebro del Chromecast 3, la que procesará todo el contenido. La aplicación de Google Home ha mejorado en diseño y configuración. Podemos ajustar los diferentes parámetros del Chromecast 3 mediante la opción de dispositivos.

Aquí tendremos opción de cambiar el fondo que se muestra cuando el televisor está encendido y el chromecats no está reproduciendo nada, así como las opciones del Chroemcat, como el nombre, la ubicación, red Wifi, ambiente, idioma etc. 

Otra opción que encontramos para el Google Chromecast en la app Home es la de ‘Explorar’, donde podemos ver contenido para reproducir. 

Precio y conclusiones

El Google Chormecast de tercera generación tiene un precio de 40 euros. El Chromecast 3 es un ejemplo de hogar conectado. Google está haciendo un muy buen trabajo con su ecosistema y la compatibilidad con la mayoría de dispositivos. La integración con el Google Home es excelente y el número de apps y servicios compatibles es más que suficiente para el día a día. No he echado en falta ningún servicio. 

Es sin duda, uno de los gadgets más recomendables. Ya lo eran sus anteriores versiones, ahora, esta llega mejorada y con un precio similar. El Google Chromecast apenas tiene fallos y es una muy buena opción para hacer del televisor un poco más inteligente. Eso si, si tu televisión ya tiene Smart TV, realmente no es algo necesario. Las diferencias respecto al Chromecast 2 son muy pequeñas, por lo tanto, también puedes ahorrarte los 40 euros que cuesta. Ahora bien, no hay mejor opción si quieres transmitir contenido de tu móvil al televisor, o si quieres hacer un TV algo más inteligente. 

Producto recomendado