El Samsung Galaxy A9 de 2018 es el primer móvil de la compañía surcoreana con 4 cámaras y el primero del mercado. Se trata de una versión más potente del Galaxy A7 de 2018, móvil que ya hemos analizado en Android Perfect. Ahora, es el turno del Galaxy A9. En este análisis os muestro todo lo que me ha parecido este terminal, qué juego dan sus 4 cámaras y si se trata de un gran dispositivo.

Diseño: a la altura de los Galaxy S

Sin duda, uno de las características más interesantes del Samsung Galaxy A9. Es un móvil bonito, muy bonito. Con una construcción sólida, ergonómico, atractivo a la vista… Apenas hay puntos negativos en este apartado.

Samsung Galaxy A9 diseño

La trasera está construida en cristal, con un acabado brillante y con la posibilidad de color degradado. La unidad que tengo para el análisis es azul verdoso. En la trasera están sus cuatro lentes ubicadas en forma vertical y acompañadas por un flash LED. En el centro el lector de huellas dactilares y logotipo de Samsung. La trasera es muy llamativa. En el primer vistazo puede que las cuatro cámaras te impacten, pero lo cierto es que no le hace mal al diseño. La trasera tiene los cantos laterales ligeramente curvados y se fusiona con un marco de aluminio en la misma tonalidad.

En el marco no hay muchas novedades: son de unos 7 milímetros de grosor. La botonera de volumen está en la zona derecha, con el botón de encendido, y en la parte izquierda está el botón dedicado a Bixby. Tenemos conector de auriculares, está ubicado en la parte inferior, junto con el conector USB C y el altavoz. En el marco superior está la bandeja para la tarjeta SIM.

El Samsung Galaxy A9 2018 cuenta con un frontal panorámico y una pantalla con esquinas redondeadas. Tenemos marcos mínimos, pero no vemos un esfuerzo por adelgazar los marcos: son algo más gruesos que la competencia. Posiblemente, el punto negativo del diseño. Aun así, y aunque no aporte una sensación ‘todo pantalla’, no están mal aprovechados. En la zona superior se encuentra la cámara con los sensores y el botón para las llamadas. En la parte inferior no hay nada, los botones están directamente en la pantalla.

El Samsung Galaxy A9 se siente genial en la mano. Aporta una sensación a la altura de la familia Galaxy S. Es un móvil ergonóimico, con un diseño que sorprende. Sobre todo por su parte trasera. Apenas se quedan las huellas en ella, el escáner digital está muy bien ubicado y la ligera curvatura de los bordes hace que no sea tan resbaladizo como su hermano pequeño, el Samsung Galaxy A7 2018.

Samsung Galaxy A9 trasera

Samsung Galaxy A9 2018, características

  • Dimensiones y peso: 62,5 x 77 x 7,8 mm; 183g
  • Pantalla: SuperAMOLED de 6.3” Full HD+ (1080 x 2220)
  • Procesador: Ocho núcleos (2.2GHz Quad + 1.8GHz Quad)
  • RAM: 6 GB
  • Almacenamiento: 128 GB
  • Cámara principal: 24MP AF, F1.7 + 10MP AF, F2.4 Teleobjetivo + Gran angular: 120°, 8MP, F2.4 y 5MP, F2.2 con profundidad de campo
  • Cámara frontal: 24 MP
  • Batería: 3.720 mAh, carga rápida
  • Conectividad: WIfi, GPS, NFC, Bluetooth, 4G
  • Versión de Android: Android 8.0 Oreo con Samsung Experiencie
  • Otros: USB C, lector de huellas, reconocimiento facial, conector de auriculares

¿4 cámaras? Sí, por favor

El Samsung Galaxy A9 2018 es el primer móvil en incluir cuatro cámaras principales. Las cuatro lentes tienen diferentes configuraciones. El sensor principal, que capta fotografías normales, una lente con gran angular, otra con profundidad de campo para el efecto bokeh y una cuarta lente para el zoom de dos aumentos. Así funciona cada cámara.

El sensor principal es de 24 megapíxeles con una apertura f/1.7. Un objetivo muy luminoso que consigue resultados decentes en la mayoría de ocasiones. En exteriores las fotografías consiguen buen detalle, colores reales y una buena exposición. En condiciones de baja luminosidad seguimos viendo resultados luminosos gracias a su apertura, pero perdemos algo de detalle en los objetos. Sucede los mismo en interiores: en condiciones de buena iluminación los resultados son buenos, aunque aquí vemos algo de ruido. Cuando baja la luz los resultados son similares.

El segundo sensor, un teleobjetivo con zoom 2x, consigue también buenos resultados. Si bien es cierto que el detalle podría mejorar en condiciones de baja luminosidad, en la mayoría de ocasiones se consiguen buenas fotografías. Es un sensor útil para fotos en primer plano, como edificios altos.

El sensor con profundidad de campo nos permite realizar fotografías con efecto desenfoque. Buenos resultados en la mayoría de ocasiones, con un enfoque correcto a personas y objetos en primer plano. Lo interesante es que la cámara cuenta con diferentes modos de fotografías bokeh. El más interesante, uno que nos permite ajustar la distancia focal para conseguir fondos más desenfadados o menos.

Gran angular

Uno de los sensores más interesantes del Samsung Galaxy A9 2018 es el gran angular. Tiene una resolución de 8 megapíxeles y un ángulo de 120 grados. Aquí la calidad de la imagen es bastante inferior a la del sensor principal, sin embargo, el efecto que ofrece la fotografía con un ángulo de 120 grados es excelente. Es una cámara perfecta para fotografías panorámicas a edificios, paisajes… En la mayoría de ocasiones capta el ángulo a la perfección, sin ningún tipo de distorsión ni efecto. Cuando lo hace, la app de galería nos da una opción para corregir ese ángulo, aunque recorta la fotografía.

App de cámara

La aplicación de cámara de Samsung ya la conocemos, se trata de una app sencilla, con un buen diseño y muchos modos de fotografía. En la zona superior podemos encontrar diferentes modos de disparo, como el enfoque dinámico o modo Pro. Incluso, tenemos un optimizador de escenas, donde la cámara ajusta los parámetros de forma automática para conseguir los mejores resultados. Los modos para pasar entre las cámaras se añaden en la zona inferior: tres botones bien ubicados. Por último, los ajustes se encuentran en la zona inferior.

App cámara Galaxy A9 Samsung

La cámara del Samsung Galaxy A9 me ha dejado un sabor algo agridulce. Los resultados no son como esperaba, sobre todo tendiendo el cuenta el precio y lo que prometían estas tres cámaras. No quiere decir que el Galaxy A9 tome malas fotografías, todo lo contrario, pero sí he visto algunos fallos en el detalle y procesado que no esperaba ver en un terminal donde se centra en las cámaras. Y hablando de ‘las cámaras’. Las cuatro lentes ofrecen una gran versatilidad, el gran angular es perfecto para fotografías panorámicas y el sensor con profundidad de campo da mucho juego.

Una pantalla excelente

El Samsung Galaxy A9 cuenta con un panel Super AMOLED de 6.3 pulgadas, resolución Full HD+ y un formato de 18.5:9. Parece que las pantallas de los gama media cada vez van a mejor, y en este Galaxy A9 2018 no iba a ser menos. Durante este análisis he podido comprobar que la calidad del panel es excelente. Samsung hace un buen trabajo de contraste en los colores con su panel, la nitidez es muy buena y el brillo, aunque en exteriores me ha faltado algo más de nits, es más que decente. El Samsung Galaxy A9 no tiene la doble curvatura en la pantalla, por lo que no perdemos detalle en los ángulos de visión. Es un panel claro, con buenos colores y con muy buena respuesta táctil.

Samsung Galaxy A9 2018 pantalla

Samsung incluye diferentes opciones para la pantalla de este Galaxy A9. Por un lado, tenemos la posibilidad de seleccionar los diferentes modos de pantalla y ajustar la temperatura de color a nuestro gusto. Además, al ser un panel AMOLED, cuenta con Always-on. Se trata de una pantalla que está siempre encendida, muestra la hora y diferentes notificaciones. Esta se puede configurar en ajustes escogiendo el diseño y algunos parámetros.

En conclusión, la pantalla del Samsung Galaxy A9 es excelente, un panel de gran tamaño, con una muy buena resolución y calidad.

Rendimiento y autonomía

La compañía surcoreana ha decidido añadir un procesador Qualcomm, de ocho núcleos y 6 GB de memoria RAM, así como un almacenamiento de 128 GB.

El procesador escogido hace muy buen trabajo, sobre todo gracias a la combinación de esas 6 GB de Memoria RAM, que ayudan a mover el sistema de forma fluida en todo momento, incluso en los juegos más potentes, como Fortnite, PUBG, Asphalt… Además, las 6 GB de RAM ayudan a que en un futuro el terminal pueda seguir moviéndose con la misma fluidez, sobre todo con los próximos juegos, que requerirán de un mayor rendimiento.

Galaxy A9 4 camaras

La interfaz es fluida y es capaz de abrir todas las aplicaciones de una forma rápida. Con la multitarea y navegando entre redes sociales, internet, galería, fotografías… no he tenido ningún tipo de problema: un rendimiento a la altura de su precio, sin ninguna duda.

¿Qué pasa con la autonomía? El Galaxy A9 alberga una batería de 3.720 mAh. Sobre el papel podría parecer una autonomía más que decente. Y así lo es. Decente, porque podemos llegar al final del día sin problemas en la mayoría de ocasiones. Todo esto con una carga rápida mediante un acertado USB C, pero sin la posibilidad de cargar de forma inalámbrica.

Interfaz: sin ración de pastel

Samsung Experiencie es la capa de personalización de los móviles Galaxy, en este caso con Android 8.1 Oreo (todavía no tiene Android Pie) y con Samsung Experiencie 9.0. La interfaz ya la conocemos: un diseño limpio, con animaciones fluidas, iconos con buen diseño y buenas aplicaciones. En este caso la capa de personalización es algo más completa que la del Galaxy A9. Cuenta con servicios propios, como Galaxy Apps, carpeta segura, Game Launcher… Aunque en este caso, no hay Samsung Pay instalada y tampoco es compatible.

La interfaz ofrece diferentes opciones de personalización, como la posibilidad de escoger diferentes temas y packs de iconos, así como algunos que otros ajustes extra. Por ejemplo, los gestos en el lector de huellas dactilares, los modos de pantalla, opciones para la pantalla Always-on…

Bixby también está presente en el Galaxy A9 de Samsung. En este caso, con el asistente de voz, que todavía no está disponible en español (al menos para te dispositivo). Podemos pedirle que llame a un contacto, que nos diga el tiempo que hace etc. Lo malo, que está en ingles, así que acabo utilizando el Asiente de Google, que también está en este dispositivo.

Bixby está presente de otra forma: con Bixby Home. Se trata de una interfaz muy similar a Google Now Launcher, pero algo más completo. Bixby Home muestra las noticias, el tiempo, lo que es tendencia en Twitter, los eventos, las fotografías más importantes… Es algo más completo, y algo interesante es que podemos configurar apps de terceros.

Samsung Experiencie mejora poco a poco. En este caso, vemos de nuevo una capa de personalización completa. Tal vez con algún que otro ajuste que sobra, pero con un diseño limpio, amigable y con un ecosistema de apps y servicios estable. Una pena que no incluya compatibilidad con Samsung Pay, al menos por el momento. Tampoco tiene la última versión de Android, aunque actualizará próximamente.

Sonido y seguridad

Samsung Galaxy A9 sonido

El Samsung Galaxy A9 2018 cuenta con un altavoz en la zona inferior. Consigue un audio bueno, con un volumen más que decente. Lo más llamativo son las opciones y ajustes que podemos añadirle al audio.

Otro detalle es el lector de huellas dactilares: funciona muy, muy bien. Además, podemos añadir diferentes gestos. El Galaxy A9 también cuenta con desbloqueo facial; rápido y preciso, sobre todo en condiciones de buena luz.

Precio y conclusiones

El Samsung Galaxy A9 ya está disponible para su compra a un precio de 600 euros. Durante el análisis ha demostrado ser un terminal muy completo, donde reina su diseño, pantalla, rendimiento y unas 4 lentes que permiten mucho juego, pero con una calidad algo mejorable. ¿Merece la pena este terminal? Repasamos los puntos clave.

Samsung Galaxy A9 2019
El diseño del Samsung Galaxy A9 con sus 4 cámaras.

El diseño es sin duda el mejor apartado. Su trasera con acabado de cristal y degradado hace que no dejes de mirarla, es bonita, incluso con las cuatro cámaras. También es ergonómica, pero con un frontal donde los marcos podrían estar mejor aprovechados: disfrutaríamos más de una pantalla completa (aunque la sensación al mirarla es muy buena) y además, el terminal tendría unas dimensiones algo más comedidas.

En el frontal está esa gran pantalla de 6.3 pulgadas. Un panel AMOLED con muy buenos colores, nitidez a la altura de un gama alta y muy buena respuesta táctil. Además con un rendimiento excelente y sus 6 GB de RAM. En la interfaz nos encontramos algún que otro punto negativo: no es compatible con Samsung Pay, pero sí tiene NFC. Tampoco incluye Bixby en Español.

¿Y qué pasa con las cámaras? Aquí Samsung nos ofrece una de cal y otra de arena: la calidad de las fotografías no es mala, ni mucho menos, pero es mejorable. Sobre todo en escenas donde La Luz no es directa o donde tiene que interpretar pequeños detalles. Sin embargo, las 4 lentes aportan mucho, mucho juego. Una configuración que, si eres un amante de la fotografía, le sacarás mucho provecho.

En definitiva, el Samsung Galaxy A9 2018 es un gran dispositivo, así lo ha demostrado en la review. Tiene puntos flacos y un precio algo elevando, pero sabe destacar en sus características. Tal vez ahora mismo no sea la mejor opción de compra, sobre todo por su precio, y es que es muy probable que en poco menos de un mes su precio disminuya. Si buscas un móvil completo, donde el juego de la cámara sea el protagonista, y sin dejar de lado una buena experiencia multimedia, este móvil es una buena opción.

Comprar Samsung Galaxy A9 2018.

Producto recomendado