La nueva familia P30 de Huawei se cierra con el P30 Lite, el terminal más económica de la familia que llega con un panel de 6.15 pulgadas, triple cámara principal con configuración similar al Huawei P30, procesador de ocho núcleos con 4GB de RAM y un precio que no supera los 400 euros. En Android Perfect hemos podido probar este dispositivo durante unas semanas. A continuación, nuestro análisis a fondo con opinión personal y características.

Huawei P30 Lite, especificaciones técnicas

  • Dimensiones y peso: 152.9 x 72.7 x 7.4 mm, 160 gramos
  • Pantalla: IPS LCD de 6.15 pulgadas con resolución Full HD+ (1080 x 2312 píxeles)
  • Procesador: Kirin 710, ocho núcleos
  • RAM: 4 o 6 GB de RAM
  • Almacenamiento: 128 GB
  • Cámara principal: 48 megapíxeles + 8 megapíxeles gran angular + 2 megapíxeles
  • Cámara frontal: 24 megapíxeles
  • Batería: 3.340 mAh, carga rápida
  • Conectividad: WI-FI, 4G, NFC, Bluetooth, GPS
  • Versión de Android: Android 9.0 Pie con EMUI 9
  • Otros: USB C, lector de huellas dactilares, conector de auriculares, LED de notificaciones

Diseño: una trasera muy llamativa y un frontal bien aprovechado

Diseño Huawei P30 Lite

El Huawei P30 Lite sigue la línea de diseño de sus hermanos mayores. Eso sí, no aporta la misma sensación en la mano, aunque la que ofrece este modelo no está nada mal. Sin duda, lo más llamativo del terminal es su trasera, con un acabado de cristal y esquinas ligeramente redondeadas. La trasera del Huawei P30 Lite ofrece diferentes acabados en color, como una versión en color azul y morado (mi unidad) con un llamativo efecto que hace que no puedas dejar de mirarlo. Eso sí, es un imán para las huellas.

En la misma trasera encontramos un lector de huellas dactilares con una forma redondeada. En un lateral, una triple cámara acompañada con un flash LED. Esta sobresale ligeramente del borde. Los diferentes logotipos están en un lateral, como ya es habitual en la gama P.

La trasera se fusiona con unos marcos de aluminio. La zona superior e inferior tienen un corte liso (en este caso menos pronunciado que en los hermanos mayores) que aporta un toque mucho más llamativo al diseño. A mí personalmente me gusta este acabado. En la zona inferior vemos un conector USB C, Jack de 3.5 mm para los auriculares y el altavoz principal. En la parte superior hay un micrófono y también está la bandeja para insertar las tarjetas SIM. La botonera está en la zona derecha.

Huawei P30 Lite trasera

No me olvido del frontal. En este caso, un frontal con marcos mínimos que están bastante bien conseguidos. En la zona superior encontramos una muesca de ‘tipo gota’, donde únicamente se aloja la cámara para selfies. En la parte superior está el altavoz para las llamadas. En la barbilla hay un marco donde no vemos ningún tipo de botonera ni logo.

El Huawei P30 Lite tiene unas dimensiones de 152.9 x 72.7 x 7.4 mm milímetros. Es un móvil cómodo en mano y con un diseño muy bonito. Su peso de 160 gramos hace que sea un terminal manejable y su tamaño lo hace apto para todos los bolsillos. En cuanto a resistencia, me ha dejado muy buenas sensaciones. El terminal aguanta bien en el uso diario, después de unos días de uso el terminal no tiene ninguna ralladura en la trasera ni golpe en los marcos. El cristal frontal también se ha mantenido intacto.

La pantalla del Huawei P30 Lite

El Huawei P30 Lite monta un panel de 6.15 pulgadas con una resolución Full HD+ (1080 x 2312 píxeles). Esta pantalla ocupa un 90 por ciento del frontal, según datos de la propia compañía. Tiene la misma resolución que sus hermanos mayores. Sin embargo, no consigue los mismos resultados.

Huawei P30 Lite pantalla

La pantalla del Huawei P30 Lite es brillante, incluso en condiciones de alta luminosidad, aguanta bastante bien. Los colores son vivos, con buenos blancos y en líneas generales, una muy buena nitidez. Lo mismo sucede con los ángulos de visión. Son buenos y cuida my bien los reflejos. Eso sí, el panel tiende a oscurecer ligeramente en los cantos superior e inferior. Es como una especie de sombreado que se aprecia, sobre todo, en fondos blancos.

La pantalla del P30 Lite tiene diferentes opciones y configuraciones. Por ejemplo, podemos ocultar la muesca mediante una franja negra que aparece a través del software. También podemos escoger la temperatura y modo de color, por si queremos tonos algo más cálidos o fríos. La opción de resolución de pantalla también stá presente, pudiendo escoger entre HD+ o Full HD+ para ahorrar más batería.

Rendimiento y autonomía

Por supuesto, tenemos procesador Kirin. Concretamente, el 710, es un chip de gama media que ya está presente en otros dispositivos de la compañía. En este caso, acompañado con 4 GB de RAM y un almacenamiento interno de 128 GB.

El Huawei P30 Lite hace un buen uso de su procesador y combinado con esas 4 GB de RAM conseguimos un buen rendimiento para el día a día. En la multitarea, navegación por redes sociales y gestión de notificaciones se comporta muy bien. Eso sí, hay algo de lag en la capa de personalización cuando le exigimos demasiado.

Huawei P30 Lite

En juegos también he podido percibir un buen rendimiento, incluso en algunos algo más potentes, que si bien, no corren a máxima resolución, pueden manejarse a unos gráficos medios sin ningún tipo de problema. Este dispositivo cuenta con GPU Turbo 2.0, que nos permite una mejor frecuencia y en líneas generales, un mayor rendimiento en los juegos.

El rendimiento hace uso de una batería de 3.340 mAh. Con un uso medio, resolución Full HD+ y sin ninguna opción de ahorro activada, he podido llegar justo al final del día. Con una configuración más adaptada podemos conseguir un mayor ahorro, incluso aunque hagamos un uso algo más intensivo. El móvil de Huawei cuenta con carga rápida, llegando de 0 al 100 por ciento en aproximadamente 1 hora y 50 minutos.

Seguridad y sonido

El Huawei P30 Lite cuenta con un lector de huellas dactilares en la trasera. Está en una posición más que cómoda, accesible con el dedo sin ningún tipo de problema. El escáner funciona muy bien, es rápido y reconoce nuestra huella dactilar perfectamente. Con solo tocar el dedo ligeramente el terminal ya se desbloquea.

También contamos con reconocimiento facial. Por supuesto, a través de software. La configuración es muy sencilla; solo tiene que escasear nuestro rostro a través de la cámara frontal. Después, es solo esperar el dispositivo y esperar al reconocimiento, que es instantáneo. Además, funciona en prácticamente cualquier circunstancia, aunque en condiciones de baja luminosidad necesita hacer algo más de trabajo.

En cuanto al sonido, tenemos un altavoz principal en la parte inferior. Es un sonido más que decente, con un volumen alto envolvente, perfecto para reproducir música o incluso, juegas a juegos con el terminal.

Triple cámara muy versátil

Huawei P30 Lite cámara
La triple cámara del Huawei P30 Lite

Es la primera vez que un modelo Lite de la compañía china llega con triple cámara, y una triple cámara con una configuración muy interesante. En primer lugar, tenemos un sensor principal que sube hasta los 48 megapíxeles. Eso sí, las fotografías por defecto se hacen en 10 megapixeles, pero podemos cambiar esta resolución desde los ajustes de la app de cámara. El segundo sensor tiene una resolución de 8 megapíxeles, se trata de una lente gran angular. Por último, una tercera lente de 2 megapíxeles. Esta se encarga de la profundidad de campo, sirviendo de apoyo a la cámara principal para un mejor efecto desenfoque. Veamos como se comporta.

Comenzamos el apartado fotográfico de este análisis por la interfaz de la cámara. La aplicación de cámara de Huawei la conozco bastante bien. Con EMUI 9.1 la compañía china le ha dado un toque mas moderno, sin embargo, en la del P30 Lite seguimos teniendo un diseño algo más anticuado. Eso sí, es bastante intuitiva. Los modos están colocados en un lateral y podemos deslizar entre ellos. Además, en la zona superior encontramos diferentes opciones, como la activación de la inteligencia artificial, el flash LED o la configuración y ajustes de la aplicación de cámara. También tenemos diferentes modos, como el de cámara rápida, escaneo de documentos, pintura con luz o la lente AR, que nos permite utilizar la cámara frontal para jugar con Stikers de realidad aumentada

¿Cómo se comporta este triple sensor?

En condiciones lumínicas aceptables el Huawei P30 Lite se comporta muy bien, con resultados decentes en prácticamente todas las escenas, incluso en interiores. En las imágenes con luz, donde las sombreas juegan un papel importante, vemos que le falta algo más de detalle (se corrige con la cámara en 48 megapíxeles) y notamos unos colores algo más saturados. En general consigue captar un buen brillo y las fotografías en estas circunstancias resultan más que decentes. En interiores los resultados son similares, con lago más de ruido.

En condiciones de baja luminosidad empezamos ver algo más de ruido, como es de esperar. Aun así, la cámara mantiene un buen nivel de luz y una buena interpretación de los colores que se pueden potenciar con el modo noche que está bastante bien conseguido, añadiendo ese extra de ISO que nos ayuda a conseguir captar unos colores algo más vivos y con mayor detalle. En interiores con baja luminosidad seguimos viendo buena luz.

El modo retrato que se consigue con el apoyo de la tercera cámara de 2 megapíxeles está bien conseguido, con buen brillo y color. Eso sí, el recorte en algunas escenas es algo mejorable. En líneas generales se comporta bastante bien. Un extra muy interesante es que podemos escoger el grado de desenfoque con el modo apertura. La cámara también cuenta con inteligencia artificial para el reconocimiento de escenas. Puede reconocer hasta 8 categorías en tiempo real y ajustar los parámetros automáticamente para conseguir la mejor fotografía. Lo que hace este modo es potenciar ligeramente los colores y aplicar efectos más llamativos.

La lente de 8 megapíxeles es un sensor gran angular de 120 grados. Es una lente perfecta para realizar fotografías donde queremos captar mucha más información, aunque en las fotografías tomadas para este análisis, notamos una pérdida de calidad en comparación con la cámara principal. La lente oscurece mucho más los colores.

Por último, pero no menos importante, la cámara cuenta con la posibilidad de realizar fotografías con un zoom 2x (y hasta 6x). Esta consigue buenos resultados, muy similares a la lente principal. El detalle está bien conseguido y se mantiene con unos tonos y una exposición más que aceptable.

GALERÍA COMPLETA | HUAWEI P30 LITE

Cámara selfie y grabación de vídeo

El Huawei P30 Lite tiene una cámara para selfies de 24 megapíxeles. Esta consigue fotografías con buen detalle y color en situaciones de mayor luz. Contamos con un modo desenfoque que está bastante bien conseguido y un angular perfecto para selfies en grupo.

En cuanto a la grabación de vídeo, podemos grabar en resolución Full HD con 60 fps. Buenos colores y detalle, aunque un rango dinámico algo mejorable. También he echado en falta una mejor estabilización.

En conclusión, la cámara del Huawei P30 Lite consigue, en líneas generales, buenos resultados. Sobre todo en la cámara principal. La versatilidad también juega un papel importante, con un gran angular perfecto para imágenes más panorámicas, un zoom con buen detalle y modos y opciones para jugar con la cámara.

La interfaz del Huawei P30 Lite

EMUI es la capa de personalización de Huawei, una interfaz muy conocida, con opciones muy interesantes y que poco a poco, va mejorando. Al menos en la gama alta, porque concretamente en este dispositivo no vemos las mejoras que sí están presentes en el modelo P30 y P30 Pro. En este caso, contamos con Android 9.0 Pie bajo EMUI 9.0. Es muy probable que próximamente actualice a EMUI 9.1.

Personalmente, EMUI es una capa que no me agrada en cuanto a diseño. Aunque poco a poco va mejorando, lo que nos encontramos en este P30 Lite es una interfaz con un diseño mejorable. Por ejemplo, no todos los iconos tienen la misma forma, esto hace que la interfaz principal se vea más ordenada y no tan limpia como podría ser con todos los iconos de la misma forma. Sucede algo similar en el diseño de las aplicaciones, una diseño algo más anticuado y poco intuitivo.

Dejando de lado el diseño de la interfaz, vamos a ver qué ofrece esta capa de personalización. EMUI incluye opciones muy interesantes. Todas las aplicaciones e encuentran en el escritorio, aunque tenemos la opción de escoger un cajón de aplicaciones y ordenar las apps por carpetas. Aplicaciones, que algunas son propias y muy interesantes. Por ejemplo, la aplicación de Temas, que nos permite cambiar el diseño de los iconos. O la App Gallery, una tienda de apps donde podemos descargar diferentes servicios o aplicaciones y tener acceso a promociones. EMUI 9.0 también hace uso de algunos servicios de Google. Por ejemplo, nos encontramos con la integración de Google Now en uno de los cantos del menú, así como la del Asistente de Google a través del botón Home.

¿Qué hay de las opciones? Tenemos una gran cantidad de ajustes. Por un lado, podemos escoger entre una barra de navegación clásica o unos gestos en pantalla. También entre un Dock de navegación para poder realizar estos gestos en cualquier lado del panel. Otra opción interesante es que podemos activar el modo de una sola mano o incluso, programar el encendido o apagado.

También contamos con algunas opciones de Google, como balance digital. Esta opción, que está situada en los ajustes del sistema, nos permite comprobar el tiempo que pasamos con el dispositivo y las aplicaciones. Además de tomar medidas para evitar un uso excesivo.

En definitiva, EMUI es una capa de personalización muy completa. Sus opciones son muy interesantes y es una interfaz que está muy bien optimizada. Sin embargo, nos encontramos con alguna que otro pero. El más importante es su diseño. EMUI no está a la altura en el aspecto físico, y lo vemos en elementos como los iconos, panel de notificaciones e incluso, dentro de las aplicaciones. Otro pero es que nos encontramos con ajustes desordenados y alguna opción extra que no es necesaria. Solo nos queda esperar para ver cómo evoluciona esta interfaz.

Precio y conclusiones

Huawei P30 Lite

Terminamos la review de este móvil. El Huawei P30 Lite llega a España a un precio de 350 euros. Se pondrá a la venta durante la primera semana de mayo. ¿Qué me ha parecido este terminal?

Es una opción muy interesante para aquellos usuarios que están buscando un gama media a precio competitivo. El Huawei P30 Lite tiene características muy interesantes, comenzando por una cámara muy versátil que ofrece unos buenos resultados en la mayoría de situaciones. La lente principal toma fotografías muy buenas en prácticamente cualquier condición y se compagina muy bien con el sensor de 2 megapíxeles para las fotografías con efecto desenfoque. El gran angular, pero a que no tiene la misma calidad que la lente e 48 megapíxeles, también consigue buenos resultados y es un modo más que interesante para tomar fotografías panorámicas. El zoom 2x también me ha dejado muy buenas sensaciones.

Otro detalle interesante son las múltiples opciones que tiene la aplicación de cámara, desde un modo Pro hasta Stikers de realidad aumentada.

El rendimiento también nos ha dejado muy buenas sensaciones, el Kirin 710 hace muy buen trabajo y los 4 GB de memoria RAM son más que suficientes para correr la interfaz con fluidez y manejar algún que otro juego potente. Todo esto con una buena autonomía que además incluye carga rápida. Por último, pero no menos importante, el diseño: el Huawei P30 Lite es muy bonito, con una trasera que no dejarás de mirarla. Además, sienta muy, muy bien a la mano y tiene algunos detalles, como el recorte en os cantos superior e inferior, que le aportan un toque estético más original

Donde más flojea el P30 Lite es en su capa de personalización. Una interfaz anticuada con demasiadas opciones (aunque algunas de ellas muy interesantes) que necesitas un lavado de cara.

En definitiva, el Huawei P30 Lite es un terminal muy equilibrado, con una buena relación calidad-precio y prestaciones muy interesantes que sin duda, no dejarán indiferente a nadie.

Compra aquí el Huawei P30 Lite .

Producto recomendado