Los relojes inteligentes están cambiando. Cada vez se centran más en el deporte y salud. Sin olvidarse, por supuesto, del aspecto físico. Samsung no ha querido perder ninguna de las dos características principales. El Samsung Galaxy Watch Active parece un complemento muy interesante para nuestra muñeca por su gran diseño, pero es mucho más que eso. En Android Perfect hemos podido probar este reloj inteligente que llegó junto a los Samsung Galaxy S10.

Comenzamos hablando por el diseño de este dispositivo. El Galaxy Watch Active cambia totalmente la línea de relojes inteligentes de Samsung. Es como un Apple Watch, pero con una forma redondeada. Personalmente me parece todo un acierto que sigan apostando por esta forma, que imita mucho mejor a la de un reloj tradicional. La caja de aluminio tiene un cristal curvado en la zona superior. Da la se sació de que es todo pantalla, aunque tiene un bisel al rededor de ese panel de 1.1 pulgadas.

Galaxy Watch Active correa
Correa de silicona del Samsung Galaxy Watch Active con encaje de aluminio.

En este modelo decimos adiós a la famosa corona giratoria que veíamos en el Galaxy Watch. Si bien aportaba un aspecto físico algo menos minimalista, eras muy intuitiva para navegar por el sistema. Si continuamos con el repaso al diseño, vemos que en un lateral nos encontramos dos botones que nos servirán para realizar diferentes acciones. Las correas son intercambiables y compatibles con otras de terceros. Solo hay una versión de tamaño, pero en la caja de producto tenemos una correa de 46 mm para las muñecas más grandes. Cambiar la correa es muy sencillo. Tan solo tenemos que abrir la pestaña que hay en la parte inferior, desencajarla y encajar la nueva.

En definitiva, el Samsung Galaxy Watch Active es un equipo con un diseño muy bonito. Es compacto y elegante gracias a su caja de aluminio, pero no pierde la versión sport con su correa de silicona que sienta muy bien a la muñeca. El Watch Active también es un equipo resistente, aguanta los pequeños golpes del día a día y durante el tiempo de uso la pantalla no ha recibido ningún tipo de arañado o golpe.

Samsung Galaxy Watch Active, características

  • Dimensiones y peso: 39.5 x 39.5 x 10.5mm, 25 gramos
  • Pantalla: Super AMOLED de 1.1” con resolución de 360 x 360 píxeles
  • Procesador: doble núcleo a 1.1 Ghz
  • RAM: 0.75
  • Almacenamiento: 4 GB, disponible 1.75 GB para el usuario
  • Batería: 230 mAh con carga inalámbrica
  • Conectividad: WI-FI, Bluetooth 4.2, NFC
  • Sensores: Acelerómetro, barómetro, giroscopio, HRM, luz ambiente
  • Sistema operativo: Tizen
  • Compatibilidad: Android y iOS
  • Otros: Apps propias

El Samsung Galaxy Watch Active tiene un panel Super AMOLED de 1.1’’ con una resolución de 360 x 360 píxeles. Es una pantalla pequeña, más que incluso el Galaxy Watch del pasado año. Sin embargo, es más que suficiente para ver el contenido, notificaciones o interactuar con la pantalla mediante nuestro dedo. Uno de los puntos más positivos a la hora de eliminar la famosa rueda de la otra versión es que tenemos más márgen de pantalla donde colocar el dedo, por lo que podremos abrir las apps, comenzar los ejercicios o responder a las notificaciones sin toques fantasmas ni ningún tipo de problema.

Galaxy Watch Active pantalla

En el día a día este panel se ve muy bien. La calidad es más que decente y en la luz solar podemos visualizar todo el contenido sin ningún problema. El brillo automático funciona muy bien, es rápido y tiene una muy buena calibración. Los ángulos de visión también son correctos.

Autonomía

Pasamos a uno de los apartados más interesantes en un reloj inteligente. La idea de estos dispositivos es que se muevan de nuestra muñeca lo menos posible. Sobre todo, este Galaxy Watch Active, ya que tiene opciones muy interesantes para el sueldo. La autonomía de este reloj es de 230 mAh. Conseguimos una duración aproximada de 1 día con un uso normal (lectura de notificaciones, ejercicio, contador de pasos…). Lo interesante es que tiene un modo de ahorro ultra. Por ejemplo, si no estamos en casa y no tenemos el cargador, podemos activar este modo paras que solo nos muestre la hora, fecha y los pasos. De esta forma, la batería puede durar más de un día.

En cuanto a la carga, cuenta con Qi, pero no todos los cargadores son compatibles. Si tienes una base de carga inalámbrica, no podrás cargarlo, y necesitarás su base. En el caso de que tengas un Galaxy S10, sí podrás realizar una carga inalámbrica mediante la inducción.

Sistema

Samsung apuesta por Tizen, un sistema operativo propio que ya lleva un tiempo en los relojes de la compañía. Lo cierto es que funciona muy, muy bien. Tizen es compatible con Android y iOS mediante la app Galaxy Watch, donde podemos sincronizar nuestros contactos, agenda, aplicaciones, descargar esferas y demás. En el reloj la interfaz es muy sencilla. Nos movemos por diferentes tarjetas y widgets donde podemos llevar a cabo destinas acciones, abrir aplicaciones o comenzar a hacer ejercicio.

Una de las funciones más interesantes de esta capa de personalización son las opciones para el deporte y salud. El Watch Active tiene sensor de ritmo cardíaco, barómetro y podómetro, lo que nos permite saber en todo momento cuántas pulsaciones tenemos, cuánto hemos caminado o cuánto ejercicio hemos hecho. Todo esto con una interfaz muy amigable. Además, podemos registrar nuestras actividades a través de las diferentes opciones de deporte. Se trabaja muy bien con el Galaxy Watch Active, mide correctamente todas las pruebas y registra a la perfección todos los parámetros.

Los objetivos diarios también están presentes. El sistema nos avisará si estamos mucho tiempo sentados y nos anima a hacer diferentes tipos de ejercicios. También hay una opción de objetivo. Es decir, es una especie de corazón que se va rellenando conforme cumplamos los objetivos de paso y ejercicio diario. Después podremos ver un historial de cuánto hemos completado.

El Watch Active también cuenta con algunos servicios de Samsung, como Samsung Pay. Sí, con una pequeña sincronización con nuestro móvil, y sin necesidad de tener un móvil Samsung para configurar Samsung Pay, podemos pagar con nuestro reloj acercando la muñeca al datáfono. También tenemos disponible Bixby como asistente inteligente, aunque la integración se queda un poco corta

Uno de los mayores puntos negativos del Galaxy Watch Active es la poca compatibilidad con las aplicaciones de terceros. Si bien, algunas importantes como Spotify, son compatibles, se echa en falta otras apps (incluida la de Google Fit). También echamos en falta la disponibilidad de GPS para realizar rutas de Running y similares.

Una app para controlarlo todo

Ya hemos visto la aplicación de Samsung con el Galaxy Watch original, donde le hicimos un completo repaso a todo lo que nos podríamos encontrar, que no es poco. Esta aplicación es la que gestiona todos los dispositivos Gear o Watch de Samsung que tengamos enlazados con nuestra cuenta. Aquí podemos conseguir aplicaciones, descargar esferas para nuestro reloj o sincronizar nuestros contactos. Todo con una app muy sencilla e intuitiva.

La página principal nos muestra información básica del dispositivo, como el nivel de autonomía, cuánto almacenamiento tiene o cuánta Memoria RAM utilizamos. También nos muestra recomendaciones de esferas y aplicaciones, así como Tutoriales y usos para los diferentes servicios de Samsung, como Bixby o Samsung Pay.

Y hablando de esferas, hay una pestaña entera donde podemos visualizar todas las esferas que podemos adquirir. También hay otra de configuración, para poder ajustar los diferentes parámetros del dispositivo. Lo cierto es que es una app bastante intuitiva y fácil de usar.

Precio y conclusiones

Samsung Watch

El Samsung Galaxy Watch Active se puede comprar por 215 euros. Si estas buscando un reloj inteligente con un buen diseño y pensado para el deporte, esta es una opción muy interesante. Destaca sobre todo en su sistema operativo y lo bien que se gestionan las opciones de salud y deporte. También su diseño. Es un reloj bonito y muy elegante, posiblemente el más bonito que hay actualmente por ese precio. Y aunque tiene un aspecto elegante, también mantiene esa sensación de ser un reloj deportivo con su correa de silicona. Además, es muy cómodo y resistente.

El Galaxy Watch Active es un reloj enfocado en el deporte, y así lo ha demostrado su sistema. Tizen ofrece muchas funciones interesantes para hacer ejercicio y cumplir los objetivos, todo en una interfaz muy intuitiva y fácil de utilizar.

En definitiva, el Watch Active de Samsung es una buena opción de todas las que nos encontramos. Si bien no es la más económica, no todos los relojes inteligentes ofrecen tantas funcionalidades en el deporte, ni un diseño tan sumamente cuidado. Eso sí, perdemos funcionalidades como la compatibilidad con algunas apps de terceros o incluso una versión de mayor tamaño.

Producto recomendado

Copra aquí el Samsung Galaxy Watch Active.