Este año Oneplus se ha atrevido con dos modelos de smartphone. Por un lado, el OnePlus 7, una renovación del 6T con alguna que otra mejora, pero prácticamente en la misma línea. Por otro, el Oneplus 7 Pro, su buque insignia que cambia completamente: triple cámara, pantalla completa (y curva) con una cámara deslizable, procesador Snapdragon 855, hasta 12 GB de RAM, un muy buen diseño y un precio que no supera ni los 850 euros. Este es nuestro análisis del OnePlus 7 Pro.

En Android Perfect hemos podido probar la unidad más completa, la que tiene una configuración de 12 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento interno en color Nebula Blue. A parte de la configuración de RAM, almacenamiento y color, no hay más diferencias entre los otros modelos de OnePlus 7 Pro.

Un OnePlus 7 Pro muy bonito, pero pesado

Comenzamos, como siempre, hablando del diseño de este dispositivo. El OnePlus 7 Pro es un teléfono construido en metal, con una trasera de cristal y un frontal de este mismo material que se fusiona con unos marcos de aluminio. Lo que más llama la atención de este terminal una vez lo sacas de su caja es el color. En nuestro caso, un azul muy llamativo y brillante al que no quieres ponerle una funda (bueno, la transparente que incluye en la caja sí). Rápidamente te das cuenta de que esta trasera no es el cristal brillante que vemos en otros modelos. Tiene un tacto suave, muy agradable en la mano. Lo cierto es que la sensación es difícil de explicar, porque aunque tiene este acabado ‘antideslizante’ se nota que es cristal, y sienta incluso mejor que el cristal, ya que es menos resbaladizo y no es tanto un imán para las huellas. En esa trasera vemos una triple cámara principal, que sobresale ligeramente del borde y que está acompañada por un flash LED y el logotipo de OnePlus.

OnePlus 7 Pro

La trasera se fusiona con unos marcos de aluminio, un aluminio en acabado brillante con el mismo tono azulado de la trasera. Aquí la sensaciones son algo diferentes, ya que el metal si es algo más resbaladizo. En el lateral derecho nos encontramos el botón de encendido, así como el popular ‘Alert Slider’ que tiene un acabado rugoso y ahora se ubica algo más abajo. De esta forma podemos acceder de manera mucho más sencilla. Este botón nos permite poner el dispositivo en modo silencio, sonido o vibración. Lo cierto es que funciona muy, muy bien. El botón de volumen se encuentra en la zona derecha, mientras que en la parte inferior nos encontramos el conector USB C y el altavoz principal.

De los marcos pasamos al frontal. un frontal de cristal, con una doble curvatura en los laterales al más puro estilo Samsung y Huawei, y sin apenas marcos. La compañía china ha decidido eliminar la cámara frontal y añadir un sistema deslizable que se encuentra en el marco superior. Este sube cada vez que el terminal necesita utilizar la cámara frontal. Así evitamos el notch o la cámara en pantalla, aunque hace que el dispositivo sea algo más pesado (206 gramos) y algo más grueso en los cantos superior e inferior (casi 9 milímetros de grosor). En cuanto al frontal, el altavoz para las llamadas está ubicado en la zona superior, y también hace la función de altavoz estéreo.

Desbloqueo y seguridad

El lector de huellas también está integrado en la pantalla. Un escáner que funciona muy bien: es rápido y apenas da fallos. Además, podemos cambiar la animación en los ajustes del sistema. También tenemos la posibilidad de desbloquear el terminal mediante reconocimiento facial. La cámara Pop-up subirá cuando desbloqueemos el dispositivo. Detecta nuestro rostro de forma rápida y desbloquea al instante. La cámara solo tarda unos segundos en subir, pero hay que tener cuenta que el reconocimiento facial funciona a través de software, y no es la forma más segura.

Durante las pruebas he podido ver cómo podemos engañar fácilmente al reconocimiento facial el Oneplus 7 Pro. Por ejemplo, mi hermano podía desbloquear el terminal sin ningún problema, ya que la cámara detectaba unos rasgos similares a los míos. Con una fotografía (aunque después de varios intentos) también podíamos desbloquear el terminal. Por lo tanto, la forma más segura es utilizar el escáner de huellas dactilares.

Un año más, OnePlus hace un muy buen trabajo con el diseño de su terminal. El OnePlus 7 Pro es uno de los móviles más bonitos del mercado, el más llamativo y uno de los que mejor tacto tienen. La trasera ofrece un tacto muy suave y evita que se resbale, aunque los marcos no ayudan. La botonera tiene un buen recorrido y el frontal unos marcos casi inexistentes. La única pega que tenemos es su peso, 206 gramos se notan en la mano.

OnePlus 7 Pro, características

  • Dimensiones y peso: 162.6×75.9×8.8mm, 206 gramos de peso
  • Pantalla: AMOLED de 6.67” con resolución Quad HD+ (3129 x 1440 píxeles) 90Hz y HDR 10+
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 855, ocho núcleos 
  • RAM: 8 o 12 GB
  • Almacenamiento: 256 o 512 GB
  • Cámara principal: Triple de 48 MP + 16 MP gran angular + 8 MP telefoto
  • Cámara frontal: 16 megapíxeles
  • Batería: 4.000 mAh, carga rápida 
  • Conectividad: WI-FI, 4G, NFC, GPS, Bluetooth 5.0
  • Versión de Android: Android 9.0 Pie con Oxygen OS
  • Otros: USB C, alert Slider, lector de huellas en pantalla

OnePlus estrena la pantalla a 90hz en su mejor terminal hasta la fecha

La pantalla del OnePlus 7 Pro tiene nuevas prestaciones. Es la primera vez que la compañía añade un panel QHD+ (3129 x 1440 píxeles) y HDR10 a uno de sus dispositivos. También es la primera vez que añade una pantalla con una frecuencia de actualización de 90hz. Es decir, un movimiento mucho más fluido. La pantalla de este 7 Pro es de 6.67 pulgadas con tecnología AMOLED.

OnePlus 7 Pro pantalla

Los 90hz aportan una mayor fluidez a la pantalla. Los elementos se mueven de una forma mas rápida y ligera, sin ningún corte. La diferencia se nota al instante, no hace falta ni compararlo con un móvil convencional, que suelen incluir una frecuencia de actualización de 60hz. Eso sí, en este OnePlus 7 Pro solo lo podremos disfrutar de los 90 Hz en algunas ocasiones, ya que la pantalla no siempre funciona en esta frecuencia Por ejemplo, podemos ver esta tasa de refresco en la navegación principal, algún juego o en algún vídeo de YouTube. Y lo cierto es que estoy deseando ver este tipo de pantallas en los demás terminales, porque la experiencia es mucho más llamativa que un teléfono normal. Parece que todo se mueve mucho más rápido y en armonía.

La pantalla del OnePlus 7 Pro es una de las mejores que podemos encontrar en el mercado.

Más allá de estos 90hz, el panel tiene una resolución QHD+, con 3129 x 1440 píxeles. Como es de esperar en un tamaño de 7.67, los píxeles no son visibles al ojo humano. Lo cierto es que la nitidez y calidad de colores de esta pantalla es impresionante. Sin ir más lejos, es una de las mejores pantallas que podemos encontrar en la gama alta. Los colores son algo saturados por el panel AMOLED, pero los podemos modificar en los ajustes del sistema. El brillo es más que decente y los ángulos de visión, aunque pierden algo con la pantalla curva, no están nada mal.

En los ajustes del sistema encontramos algunas opciones de la pantalla. Por ejemplo, podemos cambiar la tasa de refresco, la resolución o ajustar algunos parámetros de la ‘Pantalla siempre encendida’. Como el color del reloj, añadir un calendario, etc.

Rendimiento y autonomía

El OnePlus 7 Pro monta un procesador Qualcomm Snapdragon 855, y en este caso, le acompañan 12 GB de Memoria RAM y 256 GB de almacenamiento. También tenemos versiones de 6 U 8 GB con 128 GB de almacenamiento interno. Lo cierto es que la Memoria RAM no es un problema muy importante hoy en día, sino que lo será más adelante, ya que 12 GB de RAM rendirán mejor con las futuras apps que 6 GB de RAM.

El OnePlus 7 Pro vuela. Es muy, muy rápido, tanto para abrir las aplicaciones como para acceder a los juegos más pesados que podemos encontrar en Google Play. Todo lo hace al instante, sin ningún corte ni lag. Eso sí, el dispositivo tiende a sobrecalentarse cuando jugamos a juegos potentes como Fortnite, lo que minimiza un poco la experiencia.

OnePlus 7 Pro lector de huellas

EL OnePlus 7 Pro es un terminal enfocado a juegos, y es por eso que contamos con el modo Fnatic, una configuración que maximiza el rendimiento para poder jugar de una manera más intuitiva, y que además nos da diferentes herramientas para evitar que nos molesten, como minimizar las notificaciones, eliminar procesos en segundo plano y demás. La única pega que he encontrado es que se debe acceder desde los ajustes del sistema, no tenemos una app como tal.

En cuanto a la batería, el OnePlus 7 Pro incluye una de 4.000 mAh. En mi experiencia de uso, he podido llegar al día y medio sin ningún problema con un uso medio y adaptando la configuración. Por ejemplo, añadiendo resolución Full HD+ a la pantalla, en vez de QHD+. Lo cierto es que si queremos una configuración máxima, la batería se consume de forma mucho más rápida, llegando a media tarde después de una carga completa por la noche y un uso intensivo, o hasta el final del día si nuestro uso es algo más moderado.. Además, contamos con carga rápida de 30W, que carga el 50 por ciento del terminal en 30 minutos. Eso sí, no tenemos carga inalámbrica.

La cámara del OnePlus 7 Pro

Mientras algunos fabricantes apuestan por cuatro lentes en sus dispositivos, OnePlus se inicia en la triple cámara. En este caso con una configuración muy interesante. Nos encontramos con un sensor principal de 48 megapíxeles, uno secundario de 16 megapíxeles con gran angular y un terciario de 8 megapíxeles con telefoto, lo que nos permite hacer fotografías con un zoom 3x.

La cámara principal del OnePlus 7 Pro es buena. Los resultados en exteriores, y en condiciones de buena luz, son más que decentes. Notamos un buen detalle en las zonas alejadas. También hace una muy buena interpretación de los colores, y lo cierto es que el modo HDR automático ayuda bastante. En algunas escenas vemos algo de saturación, sobre todo en aquellas donde el sol no está muy presente. Pero en líneas generales los resultados son muy, muy buenos.

El enfoque se comporta muy bien y la captura es rápida. Cuando la luz cae notamos algo más de ruido y una pérdida de color, como viene siendo habitual. Afortunadamente tiene un modo nocturno que añade algo más de color a la imagen, conseguimos un mayor detalle y el ruido desaparece. Sin embargo, notamos algo de saturación en las zonas iluminadas. Echa un ojo al ejemplo y cómo refleja la luz en la parte derecha, haciendo que veamos bastante ruido en el cielo y donde la luz refleja.

Modo noche OnePlus 7 Pro
Fotografía normal (izquierda). Imagen ampliada (derecha).

El modo retrato del Oneplus 7 Pro es muy bueno, sobre todo cuando enfocamos a una corta distancia. Realmente no es el más fiable, ya que tiene bastante margen de error y en muchas ocasiones el recorte sale algo mal parado, pero cuando se consigue la fotografía, el resultado es sobresaliente. Además, consigue captar la buena luz y color que la cámara principal. En estos ejemplos puedes ver dos fotografías tomadas con el modo retrato. Recuerda que tienes las imágenes en alta calidad en la galería de Google Fotos.

En interiores los resultados son similares; buenas fotografías en la mayoría de ocasiones, incluso cuando dejamos una poca distancia entre lente y objeto. Eso sí, cuando la luz cae el detalle se pierde, y aunque mantiene un buen brillo vemos que el ruido está cada vez más presente.

La cámara gran angular del OnePlus 7 Pro

La segunda lente es un sensor gran angular de 16 megapíxeles. Esta cámara nos permite tomar fotografías con un mayor campo de visión. Es perfecta para fotografías oficios o paisajes. Incluso la propia app de cámara nos permite saltar directamente a la cámara gran angular cuando estamos haciendo una fotografía a un paisaje. Las fotografías no resaltan tanto como en la cámara principal, y si no hay buena luz es difícil conseguir una toma correcta. Sin embargo – y teniendo en cuenta que estas lentes pierden bastante detalle en las zonas más alejadas – los resultados con una buena iluminación son muy, muy buenos. En algunos casos perdemos bastante información y distorsiona la imagen, sobre todo en las esquinas y cuando tenemos el dispositivo en posición horizontal.

En la primera fotografía podemos ver cómo la zona derecha se distorsiona ligeramente. Puedes ver la fotografía completa y en máxima calidad en la galería de Google Fotos.

Un Zoom 3x ¿óptico?

Por último, pero no menos importante: la lente teleobjetivo Nos encontramos con un sensor de 8 megapíxeles que nos permite tomar fotografías con un zoom 3x óptico.. Aquí sí que notamos una importante pérdida de calidad en comparación con otras cámaras que también permiten tomar fotografías en tres aumentos. Los resultados son decentes cuando tenemos una buena estabilización, y afortunadamente, el enfoque ayuda. Sin embargo, perdemos bastante detalle incluso en las zonas enfocadas, y en el fondo los tonos se vuelven más grisáceos de lo habitual, perdiendo ese buen color que teníamos en las fotografías con la lente principal.

En la imagen de ejemplo podemos ver cómo en la zona derecha el color es bueno, pero los árboles del fondo presentan un color más grisáceo, que nada tiene que ver con las fotografías realizadas con la cámara principal.

Grabación de vídeo y cámara selfie

Dejamos de un lado las fotografías de la triple cámara principal para centrarnos en la grabación de vídeo y cámara frontal. El Oneplus 7 Pro nos permite grabar hasta en 4K a 60fps. Los resultados son muy buenos, con una buena estabilización, buen volumen y calidad de imagen en general.

Turno para la cámara frontal, una lente retráctil de 16 megapíxeles. Y digo retráctil porque esta aparece del marco superior. OnePlus ha optado por esta forma para conseguir una pantalla sin apenas marcos. Si bien puede parecer algo arriesgado y frágil, la compañía asegura que es bastante resistente. Incluso tienen un vídeo donde podemos ver cuando aguanta este sistema retráctil. El funcionamiento es muy sencillo: un mecanismo automático y ubicado dentro del cuerpo del dispositivo eleva la cámara hacia el exterior, dejando ver el sensor de 16 megapíxeles debajo de un cristal, que es muy similar al que incluyen las lentes traseras. Este mecanismo solo se activa cuando se debería activar la lente frontal. Por ejemplo, para desbloquear el dispositivo, para hacernos un selfie en cualquier app o para hacer una videollamada.

Más allá de cómo funciona este sistema, los resultados de esta cámara son buenos, incluso situándose en una de las mejores cámaras selfie. Buen detalle en interiores y exteriores, colores más que decentes y buena calidad para las videollamadas. El modo retrato para los selfies hace un buen recorte incluso en interiores. Eso sí, el modo belleza es algo mejorable.

App de cámara

No terminamos el análisis de la cámara del OnePlus 7 Pro sin hablar de la app de cámara de OnePlus. En este caso, uno de las mejores aplicaciones que podemos encontrar en Android por varias razones. Para el uso diario y usuarios que no quieren experimentar con las funciones de la cámara, es más que suficiente. Buen diseño, opciones muy intuitivas y modos muy sencillos. Sin embargo, también es una muy buena cámara para profesionales, ya que el modo Pro cuenta con opciones muy avanzadas y tenemos muchas otras funciones interesantes en la cámara.

En definitiva, la cámara del OnePlus 7 Pro es buena en la mayoría de situaciones. Tal vez no sea la mejor cámara del mercado, y está algo lejos de conseguir competir contra fuertes rivales, como el Google Pixel 3 o el Huawei P30 Pro. Sin embargo, los resultados son más que decentes para la mayoría de usuarios, y esta cámara también ofrece una muy buena versatilidad y modos muy interesantes. Sin duda, resalto el modo retrato, que hace un muy buen recorte, así como los resultados de la cámara frontal en buenas condiciones. Debería mejorar el detalle en el zoom y el gran angular en algunos escenarios.

Software

Ya hemos hablado de Oxygen OS, la capa de personalización de OnePlus, en alguna ocasión. Lo cierto es que en este OnePlus 7 Pro no vemos una renovación en el diseño, solo añaden alguna nueva función que resulta muy interesante para el dispositivo.

Oxygen OS es una interfaz muy similar a Android Stock, pero con un toque mucho más atrevido y multitud de opciones. Sinceramente, es lo que me gustaría ver en Android Stock y en la mayoría de teléfonos móviles. Presenta un diseño con cajón de aplicaciones que se accede deslizando desde la parte inferior. Los iconos tiene formas independientes, pero podemos seleccionar la opción de iconos redondeados, cuadrados o cualquier otro estilo. También nos encontramos con apps con diseño propio, con un estilo muy minimalista y cuidado.

Shelf, el ‘Discover’ que incluye OnePlus en la parte izquierda de la pantalla principal, también cambia. Ahora nos muestra más información, como la posibilidad de tomar notas o incluso saber dónde hemos aparcado nuestro coche. También podemos añadir accesos directos a algunos ajustes rápidos o Widgets de terceros.

Otra novedad es el modo Zen, una opción de bienestar digital que nos ayuda a pasar menos tiempo necesario con nuestro móvil. Nos ofrece diferentes opciones y configuraciones para pasar menos tiempo con el smartphone, todo desde una interfaz sencilla y minimalista.

Además de esto, la capa de personalización de OnePlus nos permite añadir más configuraciones, como aplicar un modo claro u oscuro, cambiar la paleta de colores etc. También escoger entre una navegación por botones o mediante gestos en la pantalla, así como diferentes modos de ahorro de batería o cambio de la resolución de la pantalla. En definitiva, Oxygen OS es una de las capas de personalización más completa que podemos encontrar. También una de las más bonitas. Con el tiempo esta interfaz va mejorando poco a poco, y no puedo esperar para saber qué llegará con Android 10 Q.

Precio y conclusiones

OnePlus 7 Pro

El OnePlus 7 Pro llega en diferentes versiones de RAM y almacenamiento, por lo que el precio es distinto. La versión más barato, con 8 GB de RAM y 128 GB de memoria interna, tiene un precio de 709 euros. La variante con 12 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento, que es la más potente y la que he podido probar, cuesta 830 euros.

Uno de los aspectos más interesantes de este terminal es la pantalla. Los 90hz y la calidad del panel en general es de lo mejor que hemos visto en los terminales de 2019, y además le acompaña un sonido estéreo de buena calidad.

El rendimiento es otro de los puntos más positivos de este móvil. Se mueve a las mil maravillas y difícilmente encontraremos algún tipo de LAG o corte, ni en los juegos más potentes. Y el software mejora cada vez más con una experiencia muy parecida a Android Puro y unos extras que gustan mucho. Por último, la batería es más que suficiente para llegar al final del día, incluso un poco más si no somos tan exigentes. Con una carga muy rápida.

Hay otro aspecto que me gustaría destacar, y si bien no es una característica que llegue en forma de hardware a este dispositivo, también es muy importante. Se trata de la relación de OnePlus con la comunidad y cómo, de forma tan transparente, hacen que los usuarios decidan qué prestaciones y funciones tienen que tener los móviles de OnePlus. Lo vemos a través de los diferentes concursos para añadir funciones de software, a través de las diferentes publicaciones del foro de OnePlus y del genial soporte de actualizaciones de este terminal. Incluso sin ser un usuario de un terminal OnePlus, podemos ver cómo la compañía va haciendo cambios en Oxygen OS y en sus dispositivos gracias a los comentarios de los usuarios.

Desde 709 euros, ¿dónde está el truco?

El OnePlus 7 Pro es diferente al resto de Smartphones, es un móvil de alta gama con muy buenas prestaciones. Y aunque la compañía china ha subido sus precios en los últimos años, el modelo más potente no roza ni los 900 euros, mientras que otros gama alta, que incluso no son tan recomendables como este 7 Pro, ya se sitúan por los 1.300. ¿El truco? OnePlus recorta y deja de lado algunas prestaciones. Aunque también aseguran que no inflan los precios -por eso difícilmente vas a ver una promoción de OnePlus con descuento-. Durante estas semanas he estado averiguando dónde han recortado:

OnePlus

En primer lugar, y posiblemente nada importante para la mayoría de usuarios: la carga inalámbrica. Yo soy un fan de la carga sin cables. En mi escritorio tengo un cargador inalámbrico, en mi mesilla de noche también. Incluso en la cocina. Si bien no es la más rápida, es una manera muy, muy cómoda de cargar nuestro dispositivo. Y lo cierto es que he echado en falta la carga inalámbrica en este modelo.

Podríamos decir que OnePlus también ha hecho algunos recortes en la cámara. No en la principal, sino en los otros dos sensores. En el gran angular vemos cómo el OnePlus 7 Pro está uno o dos escalones por debajo en comparación con otros modelos, como el Galaxy S10 o Huawei P30 Pro. Aunque suele salir bien parado en la mayoría de ocasiones, pierde detalle en algunas escenas y en situaciones nocturnas vemos bastante ruido. La calidad del Zoom que ofrece la tercera cámara no es muy buena, los resultados se parecen más un zoom digital que a un óptico.

Aun así, no hay que olvidar que la cámara tiene muchas bondades. El modo retrato es de lo mejor que hay en Android y los resultados con la lente principal siguen siendo muy buenos. La cámara frontal también consigue muy buenos resultados, con un desenfoque preciso y bastante resultón. Si bien es circo que la cámara tiene algunos puntos negativos, para la mayoría de usuarios esto no va a ser ningún problema y los resultados que van a conseguir serán muy buenos.

Tampoco tenemos resistencia al agua. Aunque OnePlus asegura que no tendrán ningún problema con salpicaduras (no lo intentes en casa, que no lo cubre la garantía) no cuenta con una certificación IP. El último punto negativo del OnePlus 7 Pro es que es un terminal bastante grande y pesado, y en parte esto es debido al mecanismo que incorpora la cámara selfie. Peor veamos qué es lo mejor de este terminal.

Por lo tanto, podríamos decir que estos son los tres recortes principales: No cuenta con carga inalámbrica, no tiene resistencia al agua, llega con un peso y grosor algo elevado y la cámara, pese a que es muy versátil, no ofrece la misma calidad que los gama alta con triple lente. La cuestión es, ¿influyen estros tres puntos en la decisión de compra?

OnePlus 7 Pro
Lateral del OnePlus 7 Pro.

¿Me compro el OnePlus 7 Pro?

Posiblemente, lo que más he echado de menos durante mi tiempo de uso con en OnePlus 7 Pro es la carga inalámbrica. La resistencia al agua no es algo de lo que tenga que preocuparme. Aunque no esté certificado, sé que si se derrama un vaso de agua el terminal no se va a estropear. Además, tampoco sumerjo mis terminales resistentes, ya que la garantía no cubre daños por agua. El peso y el grosor sí es algo que notas cuando vas a coger un dispositivo, aunque algunos terminales, como el recién lanzado Note 10+, también tiene un peso similar. Y la cámara, a nivel de usuario básico (fotografías en redes sociales y algo más) me parece más que suficiente.

¿Es recomendable comprar este OnePlus 7 Pro? Por supuesto, es uno de los terminales más interesantes que podemos encontrar en el mercado. Son 710 euros (versión base), pero hay que tener en cuenta que lleva prestaciones de un gama alta, como la pantalla o procesador. Prestaciones similares a un terminal de 1.000 euros. Sí, nos faltan algunos detalles que sí vemos en la gama alta, pero principalmente ganamos en pantalla y software. El OnePlus 7 pro es uno de los mejores móviles de la actualidad.

¿Me compro el OnePlus 7 Pro o espero al 7T Pro? Es muy probable que OnePlus actualice este alta gama con un modelo más potente, y la nueva versión parece llegar a finales de este mismo año. Se espera que el 7T pro incluya el procesador Snapdragon 855+, una ligera mejora en las cámaras y algunas prestaciones: como resistencia al agua y carga inalámbrica. En cualquier caso, las diferencias no serán muy grandes, pero sí que tendrá un precio algo más elevado.

producto recomendado