Los Samsung Galaxy Note 10 y Galaxy Note 10+ ya están en el mercado. Estos dos móviles llegan con muchas nuevas funciones, sobre todo en el sistema, cámara y S Pen. Pero lo cierto es que Samsung también ha decidido eliminar algunas cosas que sí veíamos en los anteriores modelos. Por un lado, el botón de Bixby, ya que esta tecla en el lateral no se utilizaba mucho y únicamente molestaba a los usuarios. Por otro, el conector de auriculares.

Es la primera vez que Samsung elimina esta conexión para el Jack de 3.5 mm en sus terminales. Aunque lo cierto es que ya se venía anunciando desde hace tiempo, la compañía ha querido explicar a The Verge por qué la eliminación de este conector en los nuevos terminales de la familia Note. Samsung dice que la eliminación de este conector ha permitido añadir más batería en ambos modelos. En concreto, hasta un 3 por ciento más que con el conector de auriculares integrado. Es decir, han podido añadir 100 mAh más. Al fin y al cabo, es un componente que ocupa espacio en el smartphone.

La surcoreana también ha dicho que la eliminación del puerto para auriculares les ha servido para mejorar la respuesta háptica del terminal, ya que al fin y al cabo era un agujero más en el dispositivo.

Tanto los Samsung Galaxy Note 10 como los Galaxy Note 10+ llegan con unos auriculares USB C en la caja, que además están firmados por AKG. Además, incluyen un adaptador de USB a conector de auriculares para conectar nuestros ‘cascos’ favoritos.