Telegram, coronada como muchos como la reina de las apps de mensajería instantánea por la protección de la privacidad que ofrece a los usuarios, acaba de cumplir seis años desde su lanzamiento. Así es, fue en agosto de 2013 cuando la red social rusa emergió de las tiendas de aplicaciones para, media década después, fijarse en los top 10 de cualquier tienda de aplicaciones.

Bien es sabido que las apps de mensajería instantánea presentan una competencia mercantil feroz, arriesgada y en constante evolución. Telegram, presentada como la gran rival de la indestructible WhatsApp, lleva años perfeccionándose con tal de complacer a los usuarios y mostrar que una mejor alternativa al teléfono verde es posible.

Aunque su número de usuarios no alcance ni por asomo a WhatsApp, la compañía sigue esforzándose en ofrecer nuevas plataformas y complementos para la app. Hace ya un par de años se sumaban a Telegram las llamadas. Más tarde hablaríamos de los pagos móviles, hasta llegar al día de hoy con las criptomonedas.

La criptomoneda de Telegram verá la luz en menos de dos meses

Así lo anuncia un reciente post en The New York Times. La propia empresa ya ha confirmado la existencia y desarrollo de su propia criptomoneda que, bautizada como Gram, empezará a desplegarse a partir del 31 de octubre de este mismo año.

telegram-iphone-1024x682

Lo cierto es que, lejos de estar preparando pausadamente la presentación de esta nueva tecnología, Telegram se encuentra atrapada en un peligroso ultimátum. Si Gram no es lanzada antes del 31 de octubre, la compañía perderá los 1’7 mil millones de dólares que, desde hace meses, obtuvo para llevar a cabo el proyecto. Así pues, la presión inunda desde hace meses las oficinas de la compañía para exigir un lanzamiento de éxito y, por supuesto, puntual ante los inversores.

Gram, la misteriosa criptomoneda, será almacenada en la billetera digital de Telegram, que será lanzada paralelamente a la moneda en sí. Así plantea la compañía el sencillo funcionamiento de una tecnología que, por ahora, no declara estar probada con éxito.

Cabe recordar que Telegram no es la única plataforma interesada en el desarrollo de criptomonedas. Gigantes en el medio social como Facebook ya avanzaron hace escasos meses el desarrollo de Libra, la divisa digital que la compañía pretendía implementar en las transacciones que operaran los usuarios de la plataforma.

La tendencia de la criptomoneda gana más y más fuerza por momentos. No podemos conocer aún qué plataforma será la primera en lanzar una tecnología realmente operativa con la que se puedan realizar transacciones sin problemas. No obstante, de cumplirse el ultimátum dictado para Telegram, podríamos empezar a convivir con Gram mucho antes de lo que esperamos.