Los Google Pixel 4 y Pixel 4 XL son los nuevos móviles de Google. Estos dispositivos llegan con características muy interesantes, y una de ellas es el nuevo desbloqueo facial. Se ha eliminado el lector de huellas dactilares para incluir un reconocimiento facial avanzado mediante diferentes sensores en el frontal, pero hay un pequeño problema: se desbloquea con los ojos cerrados.

Uno de los periodistas que asistió al evento de presentación el pasado día 15 de octubre, y que pudo probar un Google Pixel 4, comprobó que el desbloqueo facial reconocía al usuario incluso cuando este estaba con los ojos cerrados y un gesto en la cara como si estuviese dormido. El terminal desbloqueó rápidamente y permitió acceder a la pantalla de inicio. Algunos usuarios mostraron su preocupación a través de las redes sociales.

¿Es un problema se seguridad? Algunos usuarios demostraron que simplemente es una característica del desbloqueo facial, que permite leer el rostro incluso cuando los ojos están cerrados ¿Por qué? Para que sea mucho más rápido y preciso. Los usuarios de un Pixel 4 o Pixel 4 XL podrán configurar el desbloqueo facial y escoger si quieren que los sensores reconozcan a los usuarios con los ojos cerrados o no. Por lo tanto podríamos decir , no es un problema, aunque sí una función algo necesaria y que podría poner en peligro la seguridad de algunos usuarios, ya que su pareja o familiar puede desbloquear el terminal cuando estos están durmiendo.

Sin embargo, el mismo periodista confirmó que Google dijo que así era el reconocimiento facial del terminal, y que no se incluía una característica para que el terminal desbloqueara cuando los ojos estuviesen abiertos. Google también mencionó que mejorarán el reconocimiento facial con el tiempo.