Google anunció hace cuatro años la primera generación de Google Pixel. Un dispositivo muy polémico por su diseño y prestaciones, pero con una cámara que ha marcado un antes y un después en el panorama de teléfonos móviles. Este terminal está llegando al fin de su vida útil, ¿por qué?

Las actualizaciones de los móviles Android no son como las de Apple. Muchos fabricantes no se animan a actualizar sus dispositivos más recientes, independientemente de la gama que sea. Google, en cambio, sí ofrece una muy buena política de actualizaciones, y es uno de los puntos más positivos de los terminales Pixel. Tras años después de su lanzamiento, seguirán recibiendo la última versión de software. Un claro ejemplo es el Google Pixel de primera generación. Lleva cuatro años en el mercado, tres generaciones por delante y todavía sigue actualizando. Eso sí, en diciembre recibirá su última actualización.

En el próximo año los Google Pixel y Pixel XL dejarán de recibir actualizaciones de software, por lo que no estarán dentro del soporte de actualizaciones con nuevas versiones de Android y parches de seguridad. Esto hace que su vida útil llegue a su fin. Si bien podrá seguir utilizándose con total normalidad, durante los próximos meses comenzarán las incompatibilidades con algunas aplicaciones y servicios que necesitarán una versión de Android más potente o una configuración de RAM diferente. Por supuesto, y gracias a Android 10, actualización que han recibido estos terminales en los meses anteriores, podrás seguir disfrutando de tu Google Pixel.